Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 15 de julio de 2014   |  Número 45
APROBACIONES
A LAS OCHO SEMANAS
Boceprevir incorpora una nueva regla de parada
La optimización del tratamiento es mayor cuanto más temprana es la parada

Redacción. Madrid
En el tratamiento actual de la hepatitis C, la utilidad de reglas de parada se establece con el objetivo de minimizar la exposición del paciente al tratamiento cuando no va a ser eficaz pero al mismo tiempo evitar perder pacientes que potencialmente pueden alcanzar respuesta viral sostenida (RVS). La nueva actualización de la ficha técnica de boceprevir (Victrelis) supone un avance en el abordaje de la infección por el virus de la hepatitis C con dicho fármaco, ya que añade una nueva regla de parada, en concreto, la suspensión prematura de la triple terapia con boceprevir en los adultos que no han respondido al tratamiento después de ocho semanas.

Joaquín Mateos.

Como señala Joaquín Mateos, director Medical Affairs Virología y Anestesia de MSD España, “cuanto más tempranas se establezcan las reglas de parada respecto al esquema de tratamiento, mayor es la optimización que se puede hacer del mismo. Existe una alta concordancia entre la regla de parada de la semana 8 y la regla de parada de la semana 12, de manera que aproximadamente el 80 por ciento de los pacientes que pararían el tratamiento en la semana 12 pueden hacerlo en la semana ocho”.

Por tanto, la regla de parada en la semana ocho permite estimar, tras cuatro semanas de triple terapia (boceprevir en combinación con peginterferón alfa y ribavirina), cuáles son los pacientes en los que previsiblemente no se alcanzará la RVS y decidir si continuar o suspender el tratamiento. De esta manera se evitan efectos adversos innecesarios, la posible aparición de resistencias y un gasto innecesario.

La aprobación de la semana ocho como regla de parada se suma a las reglas de parada ya existentes y las complementa. De esta manera, se establece la suspensión de la triple terapia con boceprevir si el paciente tiene niveles de ácido ribonucleico del virus de la hepatitis C (ARN-VHC) mayores o iguales a 1.000 UI/ml en la semana 8 del tratamiento. Adicionalmente, se recomienda suspender el tratamiento en todos los pacientes con concentraciones de ARN del VHC de 100 Ul/ml o mayores en la semana 12 del tratamiento o concentraciones detectables confirmadas de ARN del VHC en la semana 24 de tratamiento.

En palabras de Mateos, “las reglas de parada ofrecen a los profesionales sanitarios una oportunidad para que el manejo de los pacientes sea más flexible y predecir mejor la respuesta al tratamiento de los pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis C. Esta actualización de la ficha técnica de boceprevir es positiva, pues la regla de parada en la semana 8 no reemplaza a las ya existentes, sino que las complementa. Esta medida podría evitar el uso y el coste innecesarios de medicamentos”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com