Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 18 de marzo de 2015   |  Número 60
APROBACIONES
PULMÓN NO MICROCÍTOCO ESCAMOSO
EEUU aprueba una nueva indicación para nivolumab
Ha conseguido un índice de supervivencia global notablemente superior al del docetaxel, con una reducción del 41 por ciento del riesgo de muerte

Redacción. Madrid
Bristol-Myers Squibb ha anunciado que la FDA de los Estados Unidos ha aprobado la inyección de nivolumab (Opdivo), por vía intravenosa para el tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico, con progresión de la enfermedad durante la quimioterapia basada en compuestos de platino o después de ésta.

Roberto Úrbez, director general de BMS en España.

Nivolumab es la primera y única terapia PD-1 (receptor de muerte programada 1) con una supervivencia global demostrada en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico que hayan sido tratados anteriormente, según el laboratorio. Ha conseguido un índice de supervivencia global notablemente superior al del docetaxel, con una reducción del 41 por ciento del riesgo de muerte (coeficiente de riesgo: 0,59 [95% CI: 0,44, 0,79; p=0,00025]), en un análisis provisional pre-especificado de un ensayo clínico de fase III. La supervivencia global media fue de 9,2 meses en el grupo tratado con nivolumab (95 por ciento CI: 7,3, 13,3) y de 6 meses en el grupo tratado con docetaxel.

“Bristol-Myers Squibb quiere demostrar su compromiso con los pacientes que sufren cáncer de pulmón presentando Opdivo, la primera terapia inmuno-oncológica para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico que hayan sido tratados anteriormente”, comenta Lamberto Andreotti, CEO de Bristol-Myers Squibb.

“El cáncer de pulmón es uno de los más diagnosticados y de más elevada mortalidad en los Estados Unidos, por lo que existe una importante necesidad de encontrar tratamientos que mejoren el índice de supervivencia. Estamos muy agradecidos a los pacientes y profesionales de la salud que han colaborado con nosotros para desarrollar un nuevo tratamiento que tiene el potencial de atender a esa necesidad no cubierta", concluye Andreotti.

Se trata de la segunda aprobación en tres meses para nivolumab en los Estados Unidos, y se basa en los resultados de los ensayos ‘CheckMate-017’ y ‘CheckMate-063’.

Nivolumab se asocia con reacciones adversas inmunorelacionadas como neumonitis, colitis, hepatitis, nefritis y disfunción renal, hipotiroidismo e hipertiroidismo, otras reacciones adversas, y toxicidad embriofetal.

Un ensayo clínico de fase III demuestra una supervivencia mayor frente al estándar de CheckMate -017 es un ensayo clínico de fase III, abierto, aleatorio, multinacional y multicéntrico que ha evaluado el tratamiento con nivolumab (3 mg/kg por vía intravenosa durante 60 minutos cada dos semanas) (n=135) frente al estándar de referencia, docetaxel (75 mg/m2 por vía intravenosa administrado cada 3 semanas) (n=137), en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico, con progreso de la enfermedad durante el tratamiento con quimioterapia combinada basada en compuestos de platino o después de ésta.

En este ensayo han participado pacientes independientemente de su estado PD-L1 (ligando 1 de muerte programada). El criterio principal de valoración de este ensayo fue la supervivencia global.

El ensayo se paró el pasado mes de enero después de una evaluación realizada por el Comité de Monitorización de Datos (DMC), órgano independiente que concluyó que el estudio había alcanzado su objetivo, demostrando una supervivencia global superior en pacientes que recibieron nivolumab frente a los que recibieron docetaxel. El análisis provisional pre-especificado se llevó a cabo tras observar 199 casos (el 86 por ciento del número de casos previstos para el análisis final) (86 en el grupo de nivolumab y 113 en el grupo de docetaxel).

Nivolumab es la única monoterapia aprobada por la FDA que ha demostrado tener una supervivencia global superior en comparación con el estándar de referencia, en más de 15 años de estudio del cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico que haya sido tratado anteriormente. La supervivencia global media fue de 9,2 meses en el grupo tratado con nivolumab (95 por ciento CI: 7,3, 13,3) y de 6 meses en el grupo tratado con docetaxel (95 por ciento CI: 5,1, 7,3).

El coeficiente de riesgo fue de 0,59 (95 por ciento CI: 0,44, 0,79; p=0,00025). Este coeficiente de riesgo significa una reducción del 41% en el riesgo de muerte en pacientes tratados con nivolumab en comparación con el tratamiento con docetaxel.

“La aprobación de Opdivo por parte de la FDA introduce una modalidad de tratamiento totalmente nueva que ha demostrado unos resultados sin precedentes para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico que haya sido tratado anteriormente, y que tiene el potencial de sustituir a la quimioterapia para estos pacientes”, afirma Suresh Ramalingam, profesor y director del Medical Oncology, Winship Cancer Institute de la Universidad de Emory. “Este hito es la encarnación de la esperanza largamente sostenida de que los medicamentos inmuno-oncológicos pueden ser notablemente eficaces en estos grupos de pacientes con un tratamiento difícil”.

Un gran avance

El perfil de seguridad de nivolumab en cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso se estableció en el ‘CheckMate-063’, un ensayo de fase II con un solo brazo, abierto, multinacional y multicéntrico, administrando nivolumab como agente único en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico, con progreso de la enfermedad después de recibir terapia basada en compuestos de platino y como mínimo un tratamiento sistémico adicional (n=117).

Los pacientes recibieron 3 mg/kg de nivolumab administrado por vía intravenosa durante 60 minutos cada 2 semanas. En este ensayo participaron pacientes independientemente de su estado PD-L1. Las reacciones adversas más frecuentes (notificadas en ≥20% de los pacientes) fueron fatiga (50 por ciento), disnea (38 por ciento), dolor musculoesquelético (36 por ciento), disminución del apetito (35 por ciento), tos (32 por ciento), náuseas (29 por ciento) y estreñimiento (24 por ciento). Un 59 por ciento de los pacientes tratados con nivolumab experimentó reacciones adversas graves, las más frecuentes de las cuales (notificadas en ≥2 por ciento de los pacientes) fueron disnea, neumonía, exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumonía, hipercalcemia, derrame pleural, hemoptisis y dolor.

El tratamiento con nivolumab se suspendió debido a reacciones adversas en el 27 por ciento de los pacientes. El 29 por ciento de los pacientes que recibieron nivolumab experimentaron una reacción adversa y se les retrasó la administración del fármaco.

Con al menos 10 meses de seguimiento mínimo para todos los pacientes, el porcentaje confirmado de respuesta objetiva, que era el criterio principal de valoración del estudio, fue del 15 por ciento (17/117) (95 por ciento CI = 9, 22), todas ellas respuestas parciales. El tiempo medio de aparición de la respuesta fue de 3,3 meses (intervalo: de 1,7 a 8,8 meses) una vez iniciado el tratamiento con Opdivo. El 76 por ciento de los pacientes que experimentaron respuestas a nivolumab (13/17 pacientes) mostraron una respuesta continua, con una duración que oscilaba entre los 1,9+ y los 11,5+ meses; 10 de estos 17 pacientes (59 por ciento) tuvieron respuestas duraderas de 6 meses o más.

“La aprobación del uso de Opdivo para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico de tipo escamoso metastásico tratados anteriormente supone un gran avance a la hora de ofrecer un mayor índice de supervivencia para los pacientes que luchan contra esta enfermedad mortal”, afirma Andrea Ferris, Presidenta y Directora de la Fundación Lungevity. “Estamos muy satisfechos con el lanzamiento al mercado de una terapia inmuno-oncológica que ofrezca opciones y esperanzas para muchos de nuestros pacientes. Quiero felicitar a la FDA y a Bristol-Myers Squibb por haber puesto a disposición de los pacientes con tanta rapidez un tratamiento de este tipo, tan importante y pionero”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com