Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 18 de marzo de 2015   |  Número 60
ACTUALIDAD
POVEDA REMITE A LO PLANTEADO EN LA ESTRATEGIA NACIONAL
Consejo General y SEFH discrepan sobre la dispensación de productos para la hepatitis C fuera del hospital
El presidente de los farmacéuticos hospitalarios señala que no tiene sentido sacar del entorno especializado un tratamiento agudo de 12 semanas de duración

Carmen Peña, presidenta del Consejo General de Farmacéuticos.

Marcos Domínguez. Madrid
El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) ha publicado un nuevo número de su Punto farmacológico, enfocado a la terapéutica de la hepatitis C, y en la que apuesta por la dispensación y seguimiento de los nuevos medicamentos desde la oficina de farmacia, como está haciendo con otros medicamentos de diagnóstico y uso hospitalario, a los que ve posibilidades de sacarlos desde la oficina de farmacia.

Estos fármacos son de dispensación exclusiva en los servicios de farmacia hospitalaria “a pesar de que su uso por los pacientes es, en su inmensa mayoría, extrahospitalario”. Además, no requieren medidas especiales de control, según el Cgcof, y son de administración sencilla: por vía oral y en muchas ocasiones solo una vez al día.

No obstante, el informe es consciente de que la eficacia y seguridad mostrada por estos fármacos tiene en cuenta el estrecho control al que se someten los participantes en los ensayos clínicos. Por ello, propone “proyectar estos controles” a través de la farmacia comunitaria, promoviendo medidas de prevención y educación, actuando sobre la adherencia y haciendo un seguimiento de los efectos clínicos adversos, además de un control de las posibles interacciones con otros fármacos, que en gran parte se producen “con medicamentos de uso habitual fuera del entorno hospitalario e, incluso, que no requieren prescripción médica”.

“Para el paciente es más fácil, cómodo y rápido acudir a una oficina de farmacia”, explica el Cgcof en su nuevo Punto farmacológico. Esta cercanía puede facilitar un seguimiento más estrecho del plan de gestión y de minimización de riesgos de los medicamentos, incluyendo la comunicación de sospecha de reacciones adversas. Dejando claro, eso sí, que no pretenden sustituir el seguimiento clínico directo por parte del médico prescriptor, “sino un complemento de este seguimiento, que permite optimizar la gestión del control farmacoterapéutico, adaptándose a las necesidades y circunstancias específicas de cada paciente y dándole un valor añadido a los recursos asistenciales sanitarios, tanto en el ámbito público como en el privado”.

José Luis Poveda.

En plan estratégico no saca la dispensación del entorno hospitalario

Los farmacéuticos de hospital no ven esta situación de la misma forma. Consultado por esta publicación, el presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), José Luis Poveda, es claro: “el plan estratégico nacional contra la hepatitis C no saca la dispensación fuera del entorno especializado”. En la reunión previa con las sociedades científicas, Poveda señala que los autores del plan le garantizaron que estos medicamentos serían gestionados a través de los servicios de farmacia de los hospitales.

“Todo lo que necesita de la historia clínica para poder controlar a los pacientes no se puede hacer desde la oficina de farmacia”, explica, “y por tanto no tienen acceso a los datos sobre la respuesta viral”. Pero además, la salida de estos fármacos del ámbito hospitalario no tiene lógica al ser un tratamiento agudo, de 12 semanas de duración: “Los pacientes tienen que venir al hospital, y al tiempo que ven al médico se llevan los medicamentos”. “La cercanía no puede sobrepasar el concepto de seguimiento y participación en el equipo”, sentencia.

Para el presidente de la SEFH, El Cgcof tiene “un desenfoque bastante claro sobre el tipo de paciente y de medicamento al que la oficina de farmacia debería ofrecer un plan de seguimiento”. Concluye recalcando que los farmacéuticos de hospital “tienen experiencia en el manejo de este paciente, hemos sabido controlar los efectos adversos de los tratamientos y participamos conjuntamente con los clínicos en el proceso asistencial”, por lo que este profesional es el más capacitado para hacer un seguimiento de esta terapia.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com