Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 14
congreso nacional de la SEFH
DOMÍNGUEZ GIL-HURLÉ, JEFE DE FARMACIA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SALAMANCA
“El farmacéutico de hospital puede aportar mucho en terapias avanzadas”
Crece la asignación del Ministerio de Sanidad a ensayos clínicos con estos medicamentos

Félix Espoz. Santiago de Compostela
¿Qué valor añade la Farmacia Hospitalaria a las terapias avanzadas? A esta pregunta, sobre la que ha basado su intervención en la sesión plenaria del congreso de la SEFH, Alfonso Domínguez Gil-Hurlé, jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario de Salamanca, ha contestado que “el farmacéutico puede aportar sus conocimientos y su experiencia en farmacocinética, en producción farmacéutica, en diseño de ensayos clínicos, en farmacovigilancia, en gestión de riesgos y seguridad clínica”.

Domínguez Gil-Hurlé, Salmerón, García Ramos, Calvente y Moraleda.

Para este experto, el farmacéutico debería “implicarse en el desarrollo y la utilización clínica de las terapias avanzadas por su condición de medicamentos”, y para hacerlo tiene que “profundizar en su conocimientos de etiología celular y nanotecnología”. Además, el experto ve necesario que se incorpore en los equipos multidisciplinares implantados en los hospitales para la producción y desarrollo de este tipo de terapias.

Además, ha señalado que hasta agosto del presente año las agencias reguladoras estadounidense (FDA) y la europea (EMA) habían aprobado 8 dispositivos en terapia celular y que era una industria con un impacto económico cada vez más importante y de futuro.

Además, la terapia celular es una de las líneas estratégicas de investigación del Ministerio de Sanidad, tal y como ha confirmado Natividad Calvente, jefe del Área de Subvenciones de este organismo. Según ha afirmado, existe una línea de ayudas económicas específicas para ensayos clínicos con estos medicamentos que ha crecido en dotación pese a la crisis. Si en los últimos cuatro años rondaba de media los 16 millones, para este 2011 ha crecido hasta los 21, en parte “gracias a los resultados obtenidos”.

Estas subvenciones se destinan a proyectos de origen no comercial, son sólo para investigación clínica, los proyectos son de un año, pero existe la posibilidad de prórroga, y no tienen limitación económica.

Domínguez Gil-Hurlé.

Calvente ha explicado que existen 85 ensayos clínicos activos en España en terapias celulares (más del 5 por ciento del total) de los que cerca del 90 por ciento son promovidos por entidades públicas. Ha agregado, además, que ya hay un producto que ha conseguido ser licenciado a una compañía farmacéutica.

Por su parte, Antonio Salmerón, del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, analizó qué instalacio9nes, personal, documentación, controles de calidad y equipos necesita un hospital para este tipo de actividad, y José Moraleda, jefe del Servicio de Hematología del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, analizó el estado actual de la investigación.

Por último, Rosario García Ramos, del Servicio de Farmacia del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela, ha pedido a la propia SEFH, que sería importante crear un nuevo grupo de trabajo en terapias avanzadas para analizar la situación de los hospitales españoles y facilitar la formación de los farmacéuticos.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com