Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 07 de diciembre de 2011   |  Número 17
profesión
EN LUGAR DEL EMPLEO DE AMPOLLAS CONCETRADAS
El uso hospitalario de soluciones diluidas de cloruro potásico aumenta la seguridad del paciente
El Puerta de Hierro de Madrid aplica la recomendación del Ministerio de Sanidad

Redacción. Madrid
Expertos de diferentes ámbitos sanitarios han abordado en el Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda la aplicación de las recomendaciones sobre el uso seguro del potasio intravenoso, que fueron emitidas por el Ministerio de Sanidad en 2009. La reunión fue inaugurada por el director gerente del centro, Jorge Gómez Zamora, acompañado del director médico, Mariano Alcaraz; el director de la Fundación para la Investigación Biomédica Puerta de Hierro, Jesús Cubero; y la jefa de Servicio de Farmacia del centro, Amalia Torralba.

Amalia Torralba.

Especialistas del hospital, uno de los primeros en aplicar con éxito las recomendaciones del Ministerio, han  compartido su experiencia ante más de 150 asistentes procedentes de más de cincuenta hospitales de toda España. Los expertos pusieron especial énfasis en la seguridad del paciente y en las ventajas que supone la sustitución de ampollas concentradas por soluciones prediluidas de cloruro potásico, registradas como especialidad farmacéutica por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ya que aportan mayor seguridad al paciente, reducen  posibles errores de dosificación y facilitan el manejo del cloruro potásico al personal de enfermería.

La reunión, organizada por el Servicio de Farmacia del Hospital con el patrocinio del laboratorio Baxter, contó con diferentes ponencias de expertos y una mesa redonda. La primera ponencia corrió a cargo de Juan Tamargo, catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, quien abordó el papel del potasio como regulador de mecanismos básicos de acción celular, además de alertar de las consecuencias fatales de las hiperpotasemias derivadas de posibles errores de medicación en la administración de soluciones concentradas de potasio intravenoso.

Le siguió Cristina Avendaño, del Servicio de Farmacología Clínica del Puerta de Hierro-Majadahonda, con la ponencia “Reacciones adversas con potasio intravenoso”. Cerró la primera parte de la reunión Encarnación Cruz, Subdirectora General de Gestión Económica y Compras de Productos Sanitarios y Farmacéuticos del Servicio Madrileño de Salud, quién se centró en el potasio intravenoso, dentro del sistema de la gestión de riesgos sanitarios establecido en la Comunidad de Madrid.

Tras el turno de ponencias se celebró la mesa redonda Implantación de las soluciones diluidas de potasio en el Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, moderada por Amalia Torralba. La mesa contó con la participación de tres profesionales del Puerta de Hierro. Alberto Simal, del Servicio de Endocrinología, abordó los aspectos terapéuticos en el uso del potasio, exponiendo los criterios clínicos necesarios para prescribir adecuadamente las soluciones prediluidas del mismo.

Amelia Sánchez Guerrero, farmacéutica del Servicio de Farmacia, presentó la estrategia de implantación seguida para la sustitución en el hospital de las ampollas concentradas de potasio por las soluciones prediluidas registradas. Así mismo señaló como puntos clave, para la obtención del objetivo deseado, la necesidad de implicar a la dirección del hospital buscando los apoyos institucionales adecuados, contar con un equipo interdisciplinar liderado por el Servicio de Farmacia y diseñar una  buena estrategia de implantación que asegure la difusión adecuada a todos los profesionales implicados.

Por último, Milagros Arriaga, supervisora de  Unidad de Hospitalización del centro, habló a los presentes sobre las importantes ventajas que supone pasar de las soluciones concentradas de cloruro potásico al uso de  premezclados diluidos de potasio en una Unidad de Hospitalización. Entre las ventajas señaló la disminución de manipulación de los fármacos, seguridad para el paciente, evitando posibles errores fatales de medicación y reducción de costes en el Hospital, vinculado al ahorro de tiempo de enfermería en la preparación en planta de las diluciones.

En el turno de preguntas, el debate estuvo centrado en la viabilidad práctica de esta medida y la vivencia personal del cambio desde los tres puntos de vista profesionales: médico, farmacéutico y enfermería.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com