Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 3
III JORNADA DE BIENVENIDA DE LA SEFH
JOSÉ ANTONIO MARTÍN CONDE, TUTOR DEL HOSPITAL DE LA CANDELARIA (TENERIFE)
“Es vital que los R-1 se especialicen muy pronto, para ser líderes del proceso farmacoterapéutico”
El delegado autonómico de la SEFH en Canarias aconseja a los residentes de primer año la superespecialización

Javier Leo / Imagen: Pablo Eguizabal
“Es vital que los residentes de farmacia de primer año escojan una especialidad para hacerse expertos en su manejo y ser líderes en alguna parcela de la farmacoterapia”. Este ha sido el principal consejo que les ha otorgado a los R-1 José Antonio Martín Conde, tutor de residentes del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (Santa Cruz de Tenerife) y delegado autonómico de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) en Canarias.

José Antonio Martín Conde.

Durante su intervención en la III Jornada de bienvenida a la SEFH, celebrada recientemente en Madrid con la colaboración de Pfizer, Martín Conde ha hecho especial hincapié en el importante papel que juega el farmacéutico de hospital en el manejo de los medicamentos, que suponen el 12 por ciento del total del gasto hospitalario y que se incrementa, de manera progresiva, todos los años.

En este sentido, el tutor de la Candelaria ha señalado a los recién licenciados que deben ver al servicio de Farmacia “como a una empresa, en la cual los clientes son los médicos, los pacientes y los proveedores”. Además, deben considerarse a si mismos como “supervisores del ciclo del medicamento, de principio a fin; desde su adquisición hasta su monitorización, pasando por la prescripción y la validación”.

“En todos los procesos hospitalarios está involucrado el medicamento y vuestra labor será la de escoger los mejores, pero siempre teniendo en cuenta que los fármacos son un producto industrial sometido a intervención pública, que prescribe el médico y dispensa el farmacéutico”, ha continuado. A juicio de este especialista, “de ahí surge una doble responsabilidad, la de controlar el gasto y la de prevenir posibles errores, participando en el sistema de alertas y estando atentos a las posibles reacciones adversas”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com