Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 09 de enero de 2015   |  Número 55
AUTONOMÍAS
PARA PACIENTES ONCOLÓGICOS
Farmacia de Son Espases introduce el código Data Matrix
Permitirá realizar los procesos de prescripción, validación y preparación de tratamientos en quimioterapia con mayor seguridad

Redacción. Palma de Mallorca
El Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Son Espases ha incorporado el control de seguridad con Código Data Matrix en la preparación de medicamentos para pacientes oncológicos. Un proyecto que permitirá realizar, según señala el propio centro, los procesos de prescripción, validación y preparación de tratamientos de quimioterapia para pacientes con cáncer de forma asistida, segura y eficiente, reduciendo la posibilidad de error humano.

Víctor Ribot, director gerente de Son Espases.

Los pacientes oncohematológicos requieren tratamientos complejos de larga duración y su preparación está centralizada en el Servicio de Farmacia Hospitalaria. Concretamente, en el Hospital Universitario Son Espases atienden a 1.600 personas en tratamiento con quimioterapia, para los que se preparan más de 40.000 al año.

Gracias a la nueva tecnología, es posible asegurar la trazabilidad del medicamento y hacer un exhaustivo control de calidad de la preparación. Con la aplicación del nuevo sistema, cada vial que llega al Servicio de Farmacia de Son Espases, se reetiqueta con un código de control Data Matrix, similar al conocido como QR. A través de la etiqueta, leída por un detector óptico, junto con el control de pesada del producto inicial y final es posible controlar de manera simultánea que fármaco y cuanta cantidad del mismo se añade a una preparación. Además, se asegura que tanto el medicamento proporcionado como la cantidad del mismo son los prescritos por el médico y que están validados por el farmacéutico.

Mediante esta nueva tecnología, también es posible saber que lote de producto se ha administrado a cada paciente, de forma que se pueda recuperar la información en caso de incidencia, alertas o inmovilizaciones. La incorporación de esta tecnología incide en la mejora de la seguridad del paciente porque facilita la preparación asistida del tratamiento por el personal de Enfermería de Farmacia, lo que reduce la posibilidad del error humano y asegura la calidad del proceso.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com