Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 3
profesión
DOS ARMARIOS AUTOMATIZADOS
Farmacia inteligente en la UCI del Hospital de Valme para mejorar la seguridad
Los dispensadores están conectados con el programa de prescripción electrónica del hospital, permitiendo que aparezca el perfil fármaco-terapéutico completo de cada paciente

Félix Espoz. Madrid
La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha visitado las nuevas instalaciones de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Valme (Sevilla). La consejera ha destacado que los 3,5 millones de euros de invertidos para la nueva UCI "han permitido duplicar su superficie, alcanzando ahora los 1.060 metros cuadrados, además de renovar toda la tecnología que habitualmente se utilizan en este tipo de unidades".

Visita de la consejera Montero.

En este sentido se encuadra la creación de una farmacia y un almacén inteligentes. María José Fobelo, farmacéutica del hospital y experta en nuevas tecnologías, explica que se ha instalado un sistema automático de dispensación que cuenta con dos armarios automatizados que almacenan y dispensan la medicación.

Estos armarios están controlados electrónicamente e integrados en la red del hospital. “El objetivo principal de tener esta nueva tecnología es que se ha demostrado que es te tipo de dispositivos aumenta la eficiencia del sistema de distribución del medicamento y se consiguen disminuir los errores de medicación, ya que se monitoriza y se controla la dispensación”, afirma.

Según comenta, estos armarios tienen como ventaja que disponen de una serie de herramientas que permiten la conexión con el programa de prescripción electrónica implantado en todo el hospital, “de esta manera se consigue que en el armario aparezca el perfil fármaco-terapéutico completo de cada paciente y el sistema limita el acceso para coger la medicación a sólo la que ha sido prescrita y ha sido previamente validada por un farmacéutico”.

Por otro lado, el usuario tiene que identificarse con una contraseña o con huella digital. Además, cuenta con unas luces guías que permiten direccionar al usuario a la medicación que se ha seleccionado.

Este sistema registra todos los pasos que se han seguido desde la identificación del usuario hasta que se dispensa el medicamento y “quedan registrados en una base de datos que se puede explotar y conocer exactamente qué se ha sacado del armario para un paciente en concreto.”
Para el Servicio de Farmacia tiene como ventaja, asegura Fobelo, que “en todo momento nos aseguramos que la medicación que se ha repuesto en el armario se está dispensando para un paciente en concreto y de forma unitaria. El control de la medicación es mucho mayor. Y logísticamente, es más fácil la reposición del armario, ya que cuenta con un sistema que nada una alerta cuando se llega a un stock mínimo de cada medicamento. De esta manera nos aseguramos que en la UCI siempre se disponga de medicación. Además, los fármacos siempre están controlados respecto a las caducidades”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com