Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 31 de julio de 2014   |  Número 46
PORTADA
CALLEJA VE POSITIVa LA MAYOR AUTONOMÍA A LA HORA DE MANEJAR LOS RECURSOS
Gestión clínica: Mayor libertad, pero también mayor responsabilidad
La integración de los niveles asistenciales redundará en beneficio del paciente

Miguel Ángel Calleja.

Marcos Domínguez / Eduardo Ortega. Madrid
El farmacéutico será uno de los protagonistas de las unidades de gestión clínica, formando parte de estos equipos multidisciplinares y con mayor autonomía en sus funciones, pero también con más responsabilidades a la hora manejar los recursos económicos disponibles, algo que este profesional ya tiene interiorizado.

En este panorama, que es el que permite vislumbrar el pacto acordado entre el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Farmacéuticos hace unas semanas, “las recomendaciones del farmacéutico cobrarán relevancia”, opina Miguel Ángel Calleja, jefe de Farmacia del Hospital Virgen de las Nieves de Granada y vicepresidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). “Hemos estado preocupados tradicionalmente por ese aspecto económico, pero ahora mucho más, asesorando a los prescriptores que van a estar moderando el coste”. Para decirlo de forma más clara, “la frase ‘el dinero a mí no me importa’, que oíamos tiempo atrás, ha caducado”.

Esta nueva visión del trabajo asistencial no solo abarca la responsabilidad económica, sino que también incluye, por ejemplo, la gestión del personal propio, no solo el equipo farmacéutico sino de otras direcciones del hospital.

Calleja ve muy positiva esta libertad a la hora de gestionar los recursos propios, aunque implique mayor responsabilidad y esté ligada al cumplimiento de unos objetivos. También considera una mejora que “el farmacéutico va a interaccionar sobre todo en la parte previa, la del diseño del protocolo de la enfermedad”, y no solo en la selección de herramientas terapéuticas “sino también en cómo se posicionan”.

Otro aspecto destacado de la nueva organización es la mayor integración de los distintos niveles asistenciales, de hospital a farmacia comunitaria pasando por Primaria. El vicepresidente de la SEFH explica que en Andalucía se tiene “una experiencia muy buena en la coordinación con estos compañeros”, recalcando la importancia del nivel comunitario: “estoy pensando en ejemplos de conciliación terapéutica al ingreso, al alta, y el desarrollo de la vida domiciliaria, que es donde más va a estar un paciente”.

José Manuel Ortega.

Para Calleja, el liderazgo de las unidades de gestión clínica debe ser “natural”, objeto de una estructura pero al mismo tiempo “participativo y de todo el equipo”. La experiencia en Andalucía señala que las unidades podrán estar lideradas por diferentes personas, dependiendo del tipo, “pero con el asesoramiento muy cercano del farmacéutico”.

"Llevamos haciendo gestión clínica toda la vida"

Por su parte, José Manuel Ortega, jefe de Farmacia Hospitalaria de HM Hospitales, considera que “los servicios de Farmacia Hospitalaria llevan haciendo gestión clínica de toda la vida”, una labor que indica que siempre ha estado relacionada con los tratamientos y las moléculas, “a la hora de racionalizar las terapias y minimizar los efectos secundarios”.

Para él, las unidades de gestión clínica deberían incluir profesionales más allá de médicos, enfermeros y farmacéuticos e “integrar a economistas y a todo aquel que pueda sumar en este ámbito”.

Sobre el liderazgo de estos entes, al igual que Calleja, no entra en la discusión de qué tipo de profesional debe ocuparlo, sino que tiene que ser “el mejor formado, académica y personalmente”. Aunque reconoce que, desde su punto de vista personal, están más preparados para ello los médicos.

Por otro lado, respecto a los canales de comunicación entre farmacia hospitalaria, de Primaria y comunitaria, previstos en el pacto firmado entre el Consejo General y el Ministerio de Sanidad, Ortega considera que esta cuestión se solucionaría con una “historia clínica única a la que pudiera accederse desde todos los pisos asistenciales, con las particularidades necesarias para facilitar la protección de datos”. Considera que, de no hacerse así, “se van a seguir quemando esfuerzos entre pisos asistenciales”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com