Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 25 de marzo de 2014   |  Número 37
Portada
Pacto por la sanidad
Gestión clínica y desarrollo profesional centran las propuestas de los farmacéuticos a Mato
Piden que se involucre más al profesional en la atención multidisciplinar

Carmen Peña, presidenta del Cgcof, y Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Los farmacéuticos proponen al Ministerio de Sanidad introducir forma ‘oficial’ al profesional de botica o de hospital o primaria en los equipos multidisciplinares y acordar fórmulas de desarrollo profesional en un borrador de ‘su’ pacto por la Sanidad.

Con todo, el texto, al que ha tenido acceso Publicación de Farmacia Hospitalaria, no se sale de las líneas maestras ya puestas por médicos y enfermeros, y en el mismo no se abordan cuestiones como la planificación y un potencial cambio del modelo retributivo, cuestión que está siendo discutida en el seno del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof).

El documento, que el Consejo General está enviando a los diferentes colegios y sociedades científicas implicadas, hace hincapié en la actividad de gestión clínica del farmacéutico, reclamando una mayor participación en los diferentes equipos multidisciplinares, tanto del profesional de atención primaria, del de hospital y del que ejerce su actividad desde la oficina de farmacia.

En este sentido, promueve la “normalización de la práctica farmacéutica”. Esto se haría a través de manuales de “buenas prácticas” consensuados entre colegios, universidades y sociedades científicas.

Formación

En materia de formación y desarrollo profesional, el documento indica que habría que “avanzar, desde las Administraciones Sanitarias y Educativas competentes, en el establecimiento de mecanismos que garanticen unos niveles adecuados de calidad de los cursos que componen la oferta formativa”. En este sentido, indica que “una opción a considerar puede ser que las entidades proveedoras oficiales (universidades, administración, organizaciones profesionales, etcétera) deban estar sometidas a un sistema de valoración periódica que incluya realizar periódicamente una declaración de intereses y, en particular, de las fuentes de financiación”.

Asimismo, los farmacéuticos reclaman que “el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad” certifique diplomas de acreditación y acreditación avanzada con el fin de “reforzar el valor de la formación continuada como elemento de reconocimiento eficaz y sólido que contribuya a reforzar la capacidad del profesional en el abordaje de los problemas de la práctica en un área funcional”.

Estos diplomas son definidos como “certificados con registro público, reserva de denominación y validez en todo el territorio nacional, emitidos por las Administraciones Sanitarias Públicas competentes que permitan reconocer el nivel de formación alcanzado por un determinado profesional sanitario en un área funcional específica, a través de un conjunto coherente con criterios comunes de actividades de formación acreditadas y desarrollo profesional”.

Además, el texto reclama “promover la especialización en Farmacia Hospitalaria y Atención Primaria” y “una mesa de trabajo con el Ministerio de Sanidad para abordar la formación especializada del farmacéutico en el ámbito asistencial”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com