Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 15 de julio de 2014   |  Número 45
PORTADA
DEBEN INICIAR EL PROCESO DE ACREDITACIÓN
Guía de buenas prácticas: ahora es el turno de las comunidades autónomas
Los expertos de la SEFH que han participado en su elaboración creen que hace falta invertir en recursos, pero que la inversión se recuperará rápidamente en hospitales con gran actividad en preparación de medicamentos

Ana Martín de Rosales Cabrera.

Marcos Domínguez. Madrid
La guía de buenas prácticas de preparación de medicamentos en los Servicios de Farmacia Hospitalaria es ya una realidad. Tras la resolución europea CM/ResAP (2011)19 que establecía la obligatoriedad de las guías de elaboración de fármacos, y tras algunos cambios introducidos para no dar pie a interpretaciones diferentes, ya está operativa.

Aunque “esto ha sido solo el inicio”, señala Ana María Martín de Rosales Cabrera, del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (HUFA) y uno de los integrantes del grupo de expertos que ha elaborado la guía. “Habrá que iniciar la difusión y formación para poder adaptarnos a la guía”, explica.

Entre los objetivos del documento es establecer una vía para la acreditación de estas competencias por parte de las comunidades autónomas, pero la guía no establece un periodo de adaptación a la misma ni se sabe si las regiones han iniciado el mecanismo que califique a los Servicios de Farmacia. “La hoja de ruta de las comunidades para la acreditación la desconozco”, confiesa Pedro García Salom, jefe de Farmacia del Hospital Vega Baja – Orihuela y el otro experto de la SEFH en la elaboración de la guía. “Tengo serias dudas de que ya estén esbozadas por las comunidades”.

García Salom estima que para implantar la guía hacen falta reformas estructurales en muchos Servicios de Farmacia, pero más importante si cabe es que las administraciones sanitarias sean conscientes de “las nuevas cargas de trabajo que la implantación de esta guía va a suponer”. En concreto, se refiere a la aplicación de la matriz de riesgo de medicamentos estériles, que “supondrá que muchos de los medicamentos que se están preparando en las unidades de hospitalización deberán prepararse en el futuro en los Servicios de Farmacia, lo que hará más compleja la logística interna de los hospitales”.

Implicación de la SEFH

No obstante, también la propia SEFH deberá implicarse a través de sus profesionales “en aquellos aspectos que es conveniente que se aborden de una forma colaborativa”, como puede ser el caso de los contenidos formativos para el personal manipulador, la elaboración de bases de datos compartidas de medicamentos estériles y sus respectivos análisis de riesgo asociado.

Pedro García Salom.

Martín de Rosales explica que “echábamos en falta temas tan importantes como las preparaciones estériles, la preparación a partir de medicamentos comercializados, las preparaciones de stock, recomendaciones en la reconstitución y preparación de medicamentos en unidades de enfermería, fraccionamiento, etc.”

Con la adaptación a la guía “habrá centros donde sólo se podrán realizar preparaciones de un día, mientras que otros centros más equipados podrán realizar lotes de preparaciones con antelación y periodo de validez mayores”. La farmacéutica del HUFA estima que la inversión inicial en instalaciones “se verá rápidamente recuperada en la mayoría de centros hospitalarios con una actividad relevante en la preparación de medicamentos”.

Otro de los temas que habrá que concretar es el de la formación, ya que en ella se implica tanto al personal de enfermería como al técnico, “quienes han sido los verdaderos protagonistas de la preparación de medicamentos tanto fuera como dentro de la farmacia hospitalaria”, explica Martín de Rosales, recalcando que son los propios profesionales de enfermería “quienes están totalmente a favor de reforzar y mejorar la formación”.

Son muchos los aspectos que quedan por implantar de la guía de preparación de medicamentos en los Servicios de Farmacia Hospitalaria. Entre ellos, el de difundirla entre los profesionales sanitarios implicados, y por eso la SEFH continuará trabajando para su difusión a través de diferentes herramientas que ayuden a homogeneizar la práctica. Así que, como dice Martín de Rosales, “esto no ha hecho más que empezar”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com