Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 14 de octubre de 2014   |  Número 49
59º CONGRESO DE LA SEFH
CON EL PROTAGONISMO del primer nivel asistencial
Hace falta un marco normativo que regule la coordinación AP-Hospital
Varias experiencias muestran la capacidad de ahorro y la mejora en los resultados clínicos en las unidades compartidas

Marcos Domínguez. Valladolid
Gestores y clínicos reunidos en el 59º Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ven necesarias unidades de gestión clínica compartidas entre Primaria y hospital y un marco normativo específico que las regule, donde la Primaria debe tener un mayor peso gracias a su cercanía con el paciente.

Miguel Ángel Calleja.

Miguel Ángel Calleja, jefe de Farmacia del Virgen de las Nieves (Granada) y vicepresidente de la SEFH, ha moderado el coloquio en el que se ha abordado esta cuestión, considerando que la participación profesional lleva a mejores resultados en eficiencia, por un lado, pero esta colaboración tiene que ser en unidades transversales AP-hospital, con un marco normativo que las regule y unos presupuestos “no históricos sino reales”.

“Cuando los profesionales se relacionan, Primaria resuelve más”, ha señalado Montserrat Bango, gerente del Hospital de Cabueñes (Asturias), “y acaban enviando menos pacientes a hospital”. Explica que la continuidad asistencial es una de las mayores ventajas que puede aportar la gestión clínica a la racionalización de los recursos del sistema, con la creación de una historia clínica útil para ambos centros y de guías compartidas de uso racional de los medicamentos.

Bango ha relatado la experiencia del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) en este campo, donde la gestión clínica está implantada en áreas como salud mental, cirugía vascular y retinografía y en el que “los pacientes van al centro de salud y no hace falta que lleguen al hospital”. Con unos niveles indicadores de calidad “inigualables”, ha hecho hincapié en que cuanto mayor es la participación de Primaria, “mejores son los resultados económicos”.

Experiencias de ahorro con gestión integrada

El punto de vista de la clínica lo ha dado Elpidio García, coordinador del Centro de Salud Arturo Eyries de Valladolid. “El responsable de la gestión debe ser el equipo de Primaria porque es el más cercano con el paciente”, ha sostenido: “por ejemplo, yo puedo ver hasta cuatro veces en un día a la misma persona”.

García ha hablado de la experiencia piloto sobre unidades de gestión clínica puesta en marcha en Castilla y León y a la que se adscribieron seis equipos de Atención Primaria. Gracias a ella, en cuatro años se consiguió una reducción del presupuesto en 600.000 euros y un ahorro del 9 por ciento, cifras que se han logrado “teniendo cuidado de no ser exagerados” ya que, al afrontar un presupuesto con bases realistas, hay que dejar un margen de incertidumbre, especialmente en los ahorros conseguidos en el gasto farmacéutico, pilar fundamental de la Primaria.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com