Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 10 de mayo de 2016   |  Número 78
ii ENCUENTRO GLOBAL DE FARMACIA HOSPITALARIA
NUEVAS SALIDAS LABORALES
Hay mundo más allá del hospital y la AP para el farmacéutico
Salir de España también es un vía para el profesional

Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Miguel Fernández de Vega / Joana Huertas. Toledo
En la última convocatoria FIR, la cantidad de farmacéuticos admitidos se ha vuelto a reducir, reforzando  el discurso de las voces que avisan de una precariedad laboral creciente entre estos profesionales dado el incremento de la competencia por los nuevos titulados.

Montserrat Pérez Encinas, jefa de Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid; Gloria Hervás, farmacéutica especialista en el Centro Penitenciario de Granada; Rosalía Ruano, asesora clínica en la Aemps; Marta Valera, farmacéutica especialista, y Rocío Bustos, responsable de Gestión del Talento en Roche.


Sin embargo, lo cierto es que hay mundos laborales más allá de los hospitales y los centros de Atención Primaria (AP). Marta Valera, facultativa especialista en Farmacia Hospitalaria, actualmente desempleada, reconoce que “debería haber más formación en materia de salidas laborales” para unos profesionales que “tienen que estar preparados para ser rechazados en procesos de selección”.

Entre las salidas que propone está la “farmacia hospitalaria de sanidad privada”, en la que reconoce que “se nota el cambio de modelo. Conocer y manejar también productos sanitarios es importante para acabar en ella”.

Montserrat Pérez Encinas.

También destaca las posibilidades laborales ofrecen tanto centros sociosanitarios (caso en el que reclama que se cumpla la obligación legal de contar con un farmacéutico a partir un determinado número de camas) como administraciones públicas, en las que los conocimientos a farmacia son bien recibido tanto en las consejerías de Sanidad como en la propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Este es el caso de Rosalía Ruano, que trabaja en el órgano en el ámbito de los ensayos clínicos, asesorando a los laboratorios que quieren llevar a cabo estos estudios, entre otras labores. “Mi equipo es multidisciplinar y cada vez hay más farmacéuticos con especialización hospitalaria”, indica.

El ámbito de las Instituciones Penitenciarias también es una salida, aunque se trata de un ámbito en el que el farmacéutico sufre “intrusismo profesional”, explica Gloria Hervás, quien trabaja en el Centro Penitenciario de Granada, y tiene una gran carga de trabajo, ya que hay 33 farmacéuticos (solo 11 de ellos con la especialidad) para 65 prisiones.

Además, “no tenemos personal propio y lo cierto es que el tema sanitario no es la prioridad. Estamos solos”, ha lamentado, al tiempo que considera que la solución pasa por “integrar la atención penitenciaria en el Sistema Nacional de Salud”.

Experiencias internacionales

Estas cuestiones se han tratado en  el panel de experiencias 'El especialista: salida laboral, formación complementaria', que se ha llevado a cabo en el marco del II Encuentro Global de Farmacia Hospitalaria, que se ha celebrado en Toledo y que está organizado por Sanitaria 2000, con el auspicio de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y la colaboración de Becton Dickinson, Ferrer Hospital, Gilead, Novartis y Roche.

Otras posibilidades para este colectivo son las empresas de asesoramiento y marketing en medicamentos y, cómo no, la industria farmacéutica. Este es el caso de Rocío Bustos, responsable de Gestión del Talento de Roche, quien recuerda que “el conocimiento especializado y específico, si no está empujado por actitud positiva y participativa, no alcanza su plenitud”.

Tampoco hay que descartar las experiencias internacionales. Este es el caso de Álvaro Prieto Callero, que ha intervenido en la mesa vía Skype, quien ha ejercido como farmacéutico de hospital gracias a becas en Estados Unidos y que actualmente se halla en el Hospital Karolinska, en Suecia, donde el paro para este colectivo no llega al 2 por ciento. “El trabajo aumenta constantemente, porque cada vez hay más farmacéuticos en los diferentes servicios”, y destaca esta evolución en el campo de la pediatría. Asimismo, destaca el buen cartel que los profesionales españoles tienen como investigadores.


 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com