Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 07 de marzo de 2012   |  Número 23
portada
RESPONSABLE DEL CENTRO DE INFORMACIÓN DE MEDICAMENTOS DEL SERVICIO DE FARMACIA DEL VALL D’HEBRON
Juan Carlos Juárez: “Queremos poner en marcha un blog con consultas farmacoterapéuticas”
Ve necesario que otros centros apuesten el uso de herramientas 2.0

Félix Espoz. Madrid
El Centro de Información de Medicamentos del Servicio de Farmacia del Hospital Universitari Vall d’Hebron, cuyo responsable es Juan Carlos Juárez, se ha ido adaptando con los años a las nuevas tecnologías y hoy es un referente en la utilización de herramientas web 2.0. Entre sus proyectos a futuro, un blog con consultas farmacoterapéuticas y, más a largo plazo, evaluar el impacto real que tienen estas herramientas en los profesionales y establecer alianzas con otros CIM.

¿Cuáles son las funciones del Centro de Información de Medicamentos del Servicio de Farmacia del Hospital Universitari Vall d'Hebron?

Básicamente el Centro de Información de Medicamentos del Servicio de Farmacia del Hospital Universitari Vall d’Hebron gestiona la información farmacológica activa y pasiva para los profesionales del servicio de farmacia y del Hospital, además de realizar una función docente para residentes de la especialidad y estudiantes de Farmacia. Por información activa destaca la difusión de boletines electrónicos, noticias farmacológicas y la información bibliográfica de interés al resto de profesionales. En lo que se refiere a la información pasiva, respondemos consultas farmacoterapéuticas y realizamos informes de evaluación de medicamentos para la Comisión Farmacoterapéutica de Nuestro Hospital y para la Comisión central del Institut Catlà de la Salut. También gestionamos toda la información biomédica que nos llega, mediante una Intranet propia del Servicio y recursos web 2.0, básicamente con un escritorio Netvibes y una cuenta de Twitter.

¿Por qué y cuándo se decide su puesta en marcha?

De forma resumida, la creación de los Centros de Información, se generó hace ya varias décadas, debido al aumento de la presión asistencial en los Servicios de Farmacia y la necesidad de gestionar el conocimiento farmacológico. Este hecho hizo necesario que un profesional de del Servicio de Farmacia se orientara a la gestión de la información, básicamente para resolver consultas y elaborar informes de evaluación de medicamentos para las Comisiones de Farmacia. Además, para realizar estas actividades se reservó un espacio físico del Servicio de Farmacia y Terapéutica, en el que se almacenaban las fuentes bibliográficas (libros, revistas y otros) y servía también de área de reuniones y sesiones. Nuestro centro se generó con estos objetivos, funcionando desde hace varias décadas, siempre bajo la responsabilidad de un farmacéutico especialista.

¿Cuál ha sido su evolución en este tiempo?

Su evolución ha sido paralela a la evolución de las herramientas para la gestión del conocimiento y especialmente al papel que han tenido las nuevas Tecnologías de la información y la Comunicación (TIC). Así, con las nuevas TIC y la facilidad con la que los profesionales accedían a la información, parecía que no iba a ser necesario ya un Centro de Información de Medicamentos (CIM) y por tanto un especialista en esa área. Incluso algunos Servicios de Farmacia llegaron a prescindir de éstos. En nuestro Servicio de Farmacia no fue así ya que con el crecimiento exponencial de información accesible y publicada vimos la necesidad, mas que nunca, de disponer de un experto en búsqueda e interpretación de la información pertinente y por tanto siempre se confió en la necesidad de un CIM, lo que ha provocado que nos hayamos ido adaptando y evolucionando al nuevo escenario. Hace más de una década que yo soy el responsable, colaborando conmigo hay un residente en rotación. Al principio, nos profesionalizamos en la evaluación de medicamentos, colaborando con el grupo Genesis de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), además incorporamos las nuevas TIC en la gestión de la información, creamos un Intranet y se respondían consultas farmacoterapéuticas. Posteriormente ha habido dos hechos fundamentales para nuestra evolución y consolidación. En primer lugar, la certificación de nuestro Servicio de Farmacia por la norma ISO 9001:2008, en la que se incluyó el proceso de Información de Medicamentos. De esta forma nos hemos implicado en la filosofía de la “mejora continua” tratando siempre de plantearnos objetivos de calidad innovadores, y proyectándonos siempre en la búsqueda de la excelencia. Otro hecho fundamental fue la incorporación del farmacéutico responsable del CIM como Presidente de la Comisión de Información Biomédica (CIB). Esta comisión multidisciplinar, dependiente de Docencia, se generó con el objetivo global de gestionar los recursos de información en el Hospital. En su composición colaboran diferentes profesionales, lo que me ha permitido un intercambio de conocimiento y una experiencia muy enriquecedora. Destaca el papel la documentalista y responsable de la Biblioteca digital del Hospital que colabora conmigo como secretaria técnica de la CIB y que generosamente aportó conocimiento sobre la Web 2.0 y actualmente nos sigue asesorando en estas tecnologías.

Así, resumiendo, en esta última década hemos evolucionado de un CIM con fuentes bibliográficas tradicionales, ubicado en un amplio espacio físico, con una visibilidad básicamente interna, a un CIM totalmente virtual, sin grandes necesidades de espacio físico y con herramientas web 2.0 que nos facilitan la gestión de la información y generan una visibilidad externa considerable, llegando a niveles de comunicación difícilmente imaginables anteriormente, como está siendo el seguimiento por parte de otros profesionales de habla hispana de nuestra cuenta de Twitter con más de 700 seguidores.

Los objetivos básicos de nuestro centro siguen siendo los clásicos, la gestión de la información pasiva y activa, pero con unas herramientas y una filosofía totalmente distinta, adaptándonos al escenario actual de las nuevas TIC, incluyendo la web 2.0 con una visión totalmente profesional que implica no solo conocer las herramientas si no también el seleccionar la información farmacológica de calidad que puede ser difundida, y a que otros usuarios conviene seguir por su prestigio y calidad de la información que transmiten.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta a medio y largo plazo?

A medio plazo queremos seguir con la misma dinámica, incorporando más herramientas web 2.0 siempre con un uso totalmente profesional, difundiendo y recibiendo información farmacológica y terapéutica. En este sentido destaca que en breve pondremos en marcha un blog en el que queremos incluir las consultas farmacoterapéuticas que respondemos, creemos que es un conocimiento cuya difusión puede ser muy interesante ya que pueden promover aportaciones externas para generar conocimiento colectivo. A largo plazo también queremos evaluar el impacto real que tienen estas herramientas en los profesionales, hasta el momento básicamente se ha evidenciado trabajos descriptivos que muestran la experiencia de utilización, como es nuestro caso, pero creemos que sería muy interesante valorar su impacto en nuestro medio. También esperamos aumentar aún más nuestra visibilidad y establecer alianzas con otros CIM, utilizando estos recursos o nuevos que pudieran surgir.

¿Qué le puede aportar el uso de tecnologías 2.0 a la farmacia hospitalaria?

En mi opinión, tal y como muestra nuestra experiencia, puede aportar múltiples posibilidades para la gestión de la información y el conocimiento entre pacientes y otros profesionales, pudiendo aumentar un más nuestra visibilidad como profesionales del medicamento. Así¸ podrían ser muy útiles para agilizar el intercambio de información dentro de nuestra propia profesión, rompiendo barreras físicas, y dinamizando la comunicación. Concretando más, la tecnología 2.0 está siendo ampliamente utilizada como una herramienta docente. Sería una iniciativa muy interesante que en nuestro próximo congreso profesional se pudieran seguir las diferentes conferencias y seminarios mediante alguna herramienta de este tipo, como por ejemplo twitter, con el amplio abanico de posibilidades que ello puede generar. ¿Se imagina una cuenta de slideshare con cientos de presentaciones sobre las diversas áreas de conocimiento que incluye nuestra competencia profesional realizada por aportaciones del colectivo de farmacéuticos de hospital? ¿O un escritorio Netvibes con recursos seleccionados para que los pacientes pudieran consultar información sobre sus tratamientos farmacológicos con garantías de independencia y rigurosidad? Son algunas de las ideas que estamos estudiando y esperamos en un futuro próximo podamos verlas ya plasmadas en la red. Otros colectivos de profesionales sanitarios ya están siendo muy activos y no conciben la formación docente o el intercambio de información sin utilizar esta tecnología. Cabe destacar que algunos compañeros de profesión, a título individual, son ya usuarios de esta tecnología desde hace tiempo, y que la SEFH la está utilizando, desplegando iniciativas como cuentas en Facebook, Blogs y alguna herramienta más. Esperemos que un futuro cercano su uso sea aún mucho mayor de lo que es ahora.


¿Ve necesario que otros centros hospitalarios apuesten por este tipo de iniciativas?

Absolutamente. Ya hay más centros hospitalarios de nuestro entorno que están utilizando diversas herramientas Web 2.0 para transversalizar la información entre pacientes y profesionales. En un principio este tipo de iniciativas generan cierta incertidumbre, pero una vez que se diseña un plan de utilización y despliegue adecuado, los resultados pueden ser siempre muy satisfactorios. Es fundamental establecer cuál va a ser el usuario final al que va destinada la información para saber el contenido que se tiene transmitir y la herramienta a utilizar. Los centros hospitalarios pueden ser reticentes porque todavía hay algunos aspectos importantes por desarrollar, como es el almacenaje de todo el conocimiento colectivo que se genera en las redes sociales. En este aspecto, es de esperar que aparezcan herramientas como repositorios, blogs y otras, que permitan el acceso perpetuo, por ejemplo a lo publicado en Twitter. En nuestro entorno algunas organizaciones sanitarias han publicado “Guías de estilo del uso de las redes Sociales” en las que se recomiendan las herramientas a utilizar, el estilo y la actitud que se ha de tener. Estas guías pueden utilizarse como documento de partida orientar al centro y decidir la política de utilización de las redes sociales en su entorno.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com