Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 17 de mayo de 2011   |  Número 5
JORNADAS DE ACTUALIZACIÓN EN ATENCIÓN FARMACÉUTICA AL PACIENTE CON PATOLOGÍAS VÍRICAS
OFRECE POSIBILIDADES, PERO SE DEBEN SELECCIONAR BIEN LOS PACIENTES
Josep Mallolas: “La monoterapia es una opción, pero no puede ser una estrategia”
El experto del Hospital Clinic de Barcelona ofrece una ponencia sobre simplificación del tratamiento antirretroviral

Félix Espoz. Madrid
Josep Mallolas, Hospital Clinic de Barcelona, ha ofrecido una charla sobre simplificación del tratamiento antirretroviral, en el marco de las Jornadas de Actualización en Atención Farmacéutica al Paciente con Patologías Víricas, organizadas por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, en la que ha destacado las ‘luces’ de la simplificación, que hay que potenciar, pero ha advertido que también hay ‘sombras’ que han de ser tenidas en cuenta y no deben ser obviadas.

Josep Mallolas.

Dentro de estas ‘luces’, Mallolas afirma que en las últimas recomendaciones del grupo de estudio de Sida de la Sociedad Española de Infecciones hablan extensamente de la simplificación del tratamiento antirretroviral y que un porcentaje altísimo de los estudios que hay sobre este tema a nivel mundial son españoles.

Define la simplificación del tratamiento antirretroviral como un “cambio de esquema terapéutico que ha conseguido supresión de la replicación viral por otro más sencillo que sigue manteniendo dicha supresión”, si bien, recuerda que es importante no olvidar que debe seguir manteniendo dicha supresión.

Gracias a esta simplificación, “mejoraremos la calidad de vida, facilitaremos la adherencia y podremos prevenir algunos efectos adversos, disminuyendo el número de fármacos”.

Como razones que han inducido a los investigadores a plantear esquemas de simplificación de tratamiento, el experto destaca que, lo primero es mejorar toxicidades, tanto en términos de lipoatrofia, alteraciones digestivas, del sistema nerviosos central, lipídicas, etc. También, en mujeres embarazadas, para evitar teratogenicidad en las pacientes que reciben efavirenz. En pacientes con otras comorbilidades, las interacciones con otras medicaciones. Mejorar la adherencia o la conveniencia. Preservar opciones futuras. “Y disminuir costes, que lo digo al final, porque es donde debe de estar, pese al momento actual”, argumenta.

“La simplificación es una necesidad y es absolutamente legítimo, valido y deseable”, destaca, pero cree que “es muy importante seleccionar muy bien los pacientes y la estrategia a seguir. No olvidemos no perder la eficacia. Los motivos deben tener esta cadencia desde el punto de vista científico: toxicidad, conveniencia y costes”.

La máxima simplificación más barata que se intenta ahora, afirma, es la simplificación a lopinavir, darunavir en monoterapia, que “es absolutamente válida en muchísimas ocasiones. Es posible en pacientes sin historia de fracaso previo a inhibidores de proteasa, con carga viral plasmática indetectable (según los estudios más de seis meses, pero yo recomiendo que si son más de 12 muchísimo mejor) y síntomas de toxicidad por análogos de nucleósidos”. Estas son las recomendaciones “del grupo de expertos más liberal, que es Gesida”, matiza.

Y es que “hay gran controversia” con estas recomendaciones de uso en otras guías. Por eso advierte: “cuidado con limitaciones que pueden ir apareciendo en la literatura. No sería extraño”.

“Es menos eficaz en alcanzar la supresión virológica completa que la terapia triple. Hay un metanálisis que claramente lo demuestra. Esta es la base de por qué las guías americanas tienen sus dudas de poder recomendarla fuera del contexto de ensayos clínicos”, recuerda y añade: “Además, no hay datos en reservorios, como el sistema nervioso central”.

Por estos motivos Mallolas concluye: “La monoterapia es una opción, pero no puede ser una estrategia”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com