Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 04 de marzo de 2015   |  Número 59
Otras noticias de interés
Es un citotóxico
La Aemps lanza el IPT de Xofigo
Está indicado su uso tanto en prequimioterapia o postquimiterapia en cáncer de próstata resistente a castración

Belén Crespo, directora de la Aemps.

Redacción. Madrid
La Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha dado a luz a un nuevo informe de posicionamiento terapéutico (IPT). En esta ocasión ha sido el correspondiente al dicloruro de radio-223 (Xofigo), de Bayer.

Este fármaco es un producto citotóxico que sirve para tratar el cáncer del próstata, más concretamente el resistente a castración. Según los autores del informe, este producto es “una opción más en el arsenal terapéutico disponible actualmente, tanto en prequimioterápica como en postquimioterapia” siempre y cuando haya “presencia de metástasis óseas y ausencia de enfermedad visceral”.

Sin embargo, advierten de que “se desconoce el efecto de este tratamiento en pacientes con quimioterapia citostática concomitante o en aquellos en los que estén recibiendo terapia hormonal con abiraterona o enzalutamida. Según los datos actuales, y considerando las limitaciones de la comparación, la mielosupresión producida por el dicloruro de radio-223 es menor que con los radiofármacos con avidez ósea autorizados exclusivamente para paliar el dolor óseo metastásico. Estos tienen actualmente un uso escaso y en fases avanzadas de la enfermedad”.

Asimismo, el documento indica que “el dicloruro de radio ha demostrado actuar además para aumentar la supervivencia global y, por tanto, puede indicarse en fases más tempranas aunque queda por determinar los riesgos a largo plazo del fármaco, como la aparición de tumores secundarios”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com