Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 08 de julio de 2015   |  Número 68
PORTADA
EN SU MEMORIA DE ACTIVIDADES DE 2014
La Aemps reporta un aumento del uso compasivo y de problemas de suministro
El porcentaje de solicitudes que se deniegan, no obstante, se ha reducido notablemente

Marcos Domínguez. Madrid
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha publicado su memoria de 2014, donde recoge las cifras y actividades más importantes de su último ejercicio.

Belén Crespo, directora de la Aemps.

Entre los datos más destacables se encuentra el notable aumento del uso compasivo de medicamentos con respecto al anterior año. En 2014 se produjeron nada menos que 37.158 solicitudes de uso compasivo, frente a las 27.903 de 2013. Es decir, que aumentaron un tercio, en la misma proporción que las autorizaciones: 36.890 frente a las 27.601 del año anterior.

Con todo, estos números no hacen más que reforzar la tendencia en los últimos años de aumento en el uso de esta vía de acceso a los fármacos: las solicitudes se han duplicado desde 2011. Este hecho es una consecuencia lógica de la dilatación del tiempo entre la aprobación del medicamento y la decisión sobre su financiación, que los especialistas llevan denunciando en los últimos años: hasta que se consigue introducir de forma oficial en el Sistema Nacional de Salud, el hospital tiene que iniciar un largo camino burocrático para adquirir el medicamento en el mercado libre, por un precio normalmente superior al que se comprará dentro del SNS.

Esta semana, por ejemplo, se anunciaba la disponibilidad del antineoplásico trastuzumab emtansina tras haber alcanzado un acuerdo de financiación con el laboratorio titular, Roche. El fármaco llevaba aprobado desde finales de 2013, fecha parecida a la de autorización de sofosbuvir, el antiviral de Gilead que disparó la polémica sobre la hepatitis C, que se incorporó al sistema público en octubre del año pasado. Hasta ese momento, los hepatólogos que quisieran recetarlo tenían que hacerlo a través de esta vía.

También es notable el hecho de que, pese al aumento de solicitudes, las denegaciones se han reducido: de 596 en 2010 a 268 en el último ejercicio. Esto hace que, si hace cinco años el 4,6 por ciento de solicitudes de uso compasivo eran denegadas (o se cancelaban), en 2014 esa proporción cayó al 0,7 por ciento.

Aumento de los problemas de suministro

El uso compasivo no ha sido el único método de traer fármacos de ‘fuera’ del SNS que ha crecido en el último año: el uso de medicamentos extranjeros también ha experimentado un repunte. En 2014 la Aemps autorizó 4.619 solicitudes de importación, un 61,2 por ciento más que en 2013 y un 212 por ciento más que en el inicio del último lustro.

Este dato no es casual: los problemas de suministro también se han acentuado. Fueron 759 las presentaciones afectadas en 2014 (un 31,5 por ciento más que en 2013), con 262 expedientes en investigación (un 45,6 por ciento más), que se solucionaron en el 90,5 por ciento de los casos.

Según la Aemps, las causas de estos problemas de suministro están relacionadas con dificultades en la producción: falta de alguno de los principios activos o excipientes, o problemas relacionados con algunas fases de la fabricación.
 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com