Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 10 de enero de 2012   |  Número 19
autonomías
COLABORACIÓN CON EL CENTRO PRÍNCIPE FELIPE
La Comunidad Valenciana proyecta incluir los datos del genoma de los pacientes en su historia clínica en tres o cuatro años
Diseñar tratamientos para enfermedades como el cáncer de mama

Redacción. Valencia
El consejero de Sanidad, Luis Rosado, ha presentado en el Centro de Investigación Príncipe Felipe el proyecto “Future Clinic”. Esta iniciativa, liderada por el Gobierno valenciano, a través de las consejerías de Sanidad y Economía, Industria y Comercio, tiene como objetivo investigar en metodologías y técnicas necesarias para incorporar a los sistemas de información de la Agencia Valenciana de Salud los datos genómicos del paciente que harán posible la aplicación de la medicina genómica personalizada en el sistema sanitario.

Imagen de la presentación del proyecto “Future Clinic”.

Según ha informado el investigador Joaquín Dopazo, del Departamento de Bioinformática y Genómica del CIPF, el proyecto "Futur Clinic" cuenta con una aportación presupuestaria de 300.000 euros por parte de la Consejería de Industria para empresas de tecnologías de la información que participan en él como Indra, Bull e Iprocuratio, entre otras.

El consejero de Sanidad, Luis Rosado, que ha presentado la iniciativa en instalaciones del CIPF, ha manifestado que se trata de "un avance tremendo" por ser "la introducción de la medicina individualizada" dentro de la asistencia sanitaria.

Según Rosado, el inicio del proyecto "puede suponer que en cuatro años lo tengamos, cuando otros están empezando a planteárselo".

"Nuestro genoma tiene toda la información para muchos de nuestros caracteres -el color de los ojos y del pelo, la altura- y lo mismo para respuesta a tratamientos y los posibles efectos adversos de los fármacos", ha explicado Dopazo, quien ha agregado que con ello "se podrá dar el tratamiento adecuado en el momento adecuado al paciente adecuado".

Este avance representa un ahorro de tiempo y de dinero, y "poco riesgo", y podría estar listo técnicamente para su introducción en menos de dos años, según el investigador, que ha señalado que el proceso podría alargarse por trámites en cuestiones éticas y de protección de datos.

Según el consejero, su aplicación en el sistema valenciano de salud podría darse en unos cuatro años. El proyecto piloto se ha centrado en el cáncer de mama, por ser la detección precoz uno de los factores clave para adelantar el diagnóstico y la aplicación de tratamiento.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com