Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 25 de febrero de 2014   |  Número 35
PORTADA
El copago aumenta un 11 por ciento su probabilidad
La falta de adherencia a los tratamientos cuesta 11.250 millones
El presidente de la SEFH llama al establecimiento de una estrategia “mantenida en el tiempo” para mejorar el cumplimiento de las terapias

Redacción. Madrid
En España, entre un 20 y un 50 por ciento de los pacientes no sigue su tratamiento adecuadamente, lo que genera unos gastos anuales de 11.250 millones de euros, contando las visitas a urgencias y los ingresos hospitalarios, entre otros elementos, que se podrían haber evitado con un cumplimiento adecuado. Más grave aún, una correcta adherencia evitaría 18.400 muertes en nuestro país al año.

Estos datos han sido proporcionados por José Luis Poveda, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) durante las ‘IV Jornadas de Excelencia en Farmacia Hospitalaria’, organizadas en colaboración con la Fundación Salud 2000. Su conclusión es clara: “La mejora de la adherencia puede tener un impacto más importante en la salud que la mejora de las terapias”.

Varios de los ponentes de las 'IV Jornadas de Excelencia en Farmacia Hospitalaria', con José Luis Poveda en el centro.

El nivel de adherencia varía según el tipo de enfermedad crónica y tratamiento. Por ejemplo, en VIH es muy alta y puede alcanzar hasta el 95 por ciento, mientras que la de insulina o antidiabéticos orales oscila entre el 36 y el 93 por ciento. En el caso de tratamientos para esclerosis múltiple o a pacientes afectados por problemas cardiovasculares es de aproximadamente el 60 por ciento.

Las causas del incumplimiento también varían y dependen de la complejidad del tratamiento, sus efectos adversos, la existencia de multiprescriptores sin una adecuada coordinación entre ellos y con el paciente, un nivel cultural bajo en este, la edad avanzada y el coste de la medicación, entre otros.

Hay otros factores más coyunturales pero que tienen un impacto sobre la adherencia, como el copago farmacéutico, explica Poveda. En los tratamientos en los que se ha aplicado el copago “hay un 11 por ciento más de probabilidades de que empeore el cumplimiento de la terapia”.

Estratificar al paciente

El presidente de la SEFH ha definido la adherencia como “uno de los retos fundamentales para el futuro de la farmacia hospitalaria”, que se puede llevar a cabo a través de herramientas 2.0, dispositivos de medición e intervenciones conductuales. Es necesario aumentar la comunicación con el paciente y estratificarlo según el riesgo de que incumpla la terapia, y para ello ha llamado al establecimiento de estrategias integrales de mejora de la adherencia, “que no deben ser puntuales sino mantenidas en el tiempo”.

El aumento de la cronicidad ha puesto el dedo en la llaga de la adherencia. Sin embargo, no todo son malas noticias. Carmen González, presidenta ejecutiva de la Fundación Salud 2000, que ha inaugurado la jornada, ha señalado que el gran problema para el cumplimiento de las terapias es la falta de información, ya que “un paciente informado es un paciente activo”. Y, hoy en día, “el paciente no espera sentado al tratamiento”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com