Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 30 de octubre de 2015   |  Número 73
actualidad
Faltan fondos para dedicar profesionales a este ámbito
Los farmacéuticos de hospital reclaman más financiación para el plan nacional de resistencia a los antimicrobianos
Con todo, Carmen Guadalupe Rodríguez también considera que es necesaria una mayor especialización

Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Si bien España cuenta con un plan nacional contra la resistencia a los antimicrobianos, su implantación no satisface a la farmacia hospitalaria, que reclama más fondos económicos para su aplicación. “La financiación es necesaria para tener más farmacéuticos de hospital en los programas de optimización de uso de antimicrobianos (PROA)”, afirma Carmen Guadalupe Rodríguez, del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Gregorio Marañón, de Madrid. “Aunque la mayoría de los centros dicen que tiene un farmacéutico dedicado al control de antibióticos, si escarbas en el día a día descubres que se trata de profesionales que no se pueden dedicarse al cien por cien a ello”.

José María Aguado, Carmen Guadalupe Rodríguez, Natividad Calvente, Encarnación Cruz Martos y Rafael Cantón.


Pero las críticas no solo proceden de la farmacia hospitalaria, los médicos también tienen sus exigencias. José María Aguado, jefe de Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario 12 de Octubre, considera que “lo primero que habría que hacer sería meter dinero… y sencillez. El plan, tal y como se quiere aplicar, es complicado. Hay que buscar sencillez y la aplicación de políticas efectivas”.

Con todo, la autocrítica también está presente en el discurso de ambos: “aunque necesitamos recursos, los farmacéuticos de hospital necesitamos especializarnos más. Pero poco podemos hacer sin recursos”, reconoce Rodríguez, mientras que Aguado opina que los médicos son “poco atrevidos y timoratos. Tendríamos que hacer más marketing de las resistencias a antibióticos”. Asimismo, apuesta para los PROA por una estructura similar a la de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), "con un planteamiento ligado a incentivos para los profesionales sanitarios que participen".

Un plan menos global y más en la tierra

Estas cuestiones han sido abordadas durante el 'Encuentro Antibióticos y resistencias: un reto recurrente', organizado por al Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y patrocinado por MSD en Madrid. En él también ha participado Encarnación Cruz Martos, de la Subdirección general de Farmacia y Productos Sanitarios del Servicio Madrileño de Salud, quien considera que “el plan nacional de resistencias es global, hay que bajarlo a tierra, a las comunidades autónomas” para su aplicación.

En este sentido indica que hay que apostar por atacar las resistencias fuera de los hospitales, en Atención Primaria y en el ámbito residencial. De hecho, considera que los PROA tendrían que llegar a los centros de salud.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com