Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 04 de abril de 2011   |  Número 2
16 CONGRESO DE LA EUROPEAN ASSOCIATION OF HOSPITAL PHARMACISTS
MESA REDONDA DE AMGEN SOBRE SUS ESTRATEGIAS EMPRESARIALES y las patologías en las que centran sus investigaciones
La reticencia de los gobiernos a confiar en los fármacos biotecnológicos
El laboratorio alemán está cosechando éxitos gracias a la bioterapia desarrollada ante enfermedades como la esclerosteosis, soriasis y cáncer pancreático

María Márquez / Imagen: M.M. Viena
En el marco del 16 Congreso Anual de Farmacéuticos Hospitalarios Europeos celebrado en Viena, el laboratorio Amgen organizó una mesa redonda con prensa especializada europea en la que su vicepresidente y Jefe Médico Internacional, Willard H. Dere, explicó los retos actuales de la compañía en el área bioterapéutica, en la que las “enfermedades serias” como el cáncer, la soriasis o la esquizofrenia ocupan un papel fundamental. En el horizonte, el desarrollo de nuevos medicamentos para los tumores ovárico y pancreático (en las fases más avanzadas) y ganarse la confianza de la inversión gubernamental en terapia biotecnológica.

Aula en la que Amgen celebró la mesa redonda con un reducido número de periodistas especializados de toda Europa. A la derecha, Willard H. Dere, vicepresidente y Jefe Médico Internacional del laboratorio, durante su exposición.


Más de 50 moléculas en 'fase 3' y 24 programas terapéuticos de nuevo desarrollo son solo una muestra del intenso trabajo que Amgen ha desarrollado en el ámbito biotecnológico en 45 países y habiendo conseguido 15 billones de dólares de beneficio el pasado año. El cáncer es una de las áreas prioritarias de la compañía norteamericana y en la actualidad están especialmente desarrollados medicamentos para los tumores ovárico y pancreático, ya en 'fase 3' logrando supervivencia en pacientes con recaída y metástasis, respectivamente. Pero no son solo las únicas patologías que centran su interés, ya que la soriasis, asma, enfermedad inflamatoria intestinal u osteoporosis postmenopáusica se encuentran también en la diana del laboratorio esperando la consecución de bioterapéuticos.

Para Dere, las expectativas ante los resultados de la bioterapéutica son incontestables, y así lo demuestran los premios a Prolia (inhibidor de la proteína RANK) y Nplate (Thrombopoietin Receptor Agonists) como mejores fármacos durante el pasado 2010, además del reconocimiento de Amgen como mejor biofarmacéutica internacional (2010). A esto hay que añadir la aprobación de Prolia (denosumab) por la FDA para el tratamiento de las enfermedades femeninas postmenopáusicas.

Más de 10 años de trabajo intenso y de 1 a 2 billones de dólares, son las sorprendentes cifras que se manejan hasta que un nuevo fármaco bioterapéutico cuenta con los ensayos pertinentes y recibe el visto bueno de la FDA. Producción compleja que 'lucha' contra la reticencia de los gobiernos a confiar en este tipo de terapias, tal y como admitió el vicepresidente de Amgen. Una situación que tras años de liderazgo en este ámbito investigador (Amgen es compañía más grande de biotecnología independiente), fue calificada por Dere de “complicada”.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com