Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 10 de octubre de 2011   |  Número 13
otras noticias de interés
LA COMISIÓN EUROPEA PUBLICA LAS PRIORIDADES SANITARIAS PARA LA PRÓXIMA DÉCADA
La UE quiere un sistema informático único de historias y recetas para 2015
También buscará promocionar la telemedicina, el acceso seguro a los datos clínicos del paciente y nuevas directivas contra el tabaco y los campos electromagnéticos

Javier Leo. Madrid

John Dalli, comisario de Salud.

La Comisión Europea ha hecho públicas las directrices sanitarias incluidas en la estrategia denominada ‘Europa 2020’, diseñada para impulsar el crecimiento económico de la UE en la próxima década. Entre las prioridades en salud pública para los próximos diez años se encuentra la de establecer un sistema de ‘e-salud’ interoperable (que incluya, entre otros, historias clínicas digitales y recetas electrónicas) que sea compatible para todos los países de la UE antes de 2015. Según explican desde Bruselas, los sistemas hechos a medida y con carácter local (como los autonómicos en España), resultan “caros y poco fiables” para la ciudadanía.

El objetivo es comenzar a diseñar en 2012 una red única interoperable para toda Europa a partir de los resultados del proyecto piloto ‘Epsos’, en el que ya participan 20 de los 27 países de la UE, incluida España, además de Turquía y Suiza. En esta misma línea, ‘Europa 2020’ también prevé la implementación de un método seguro para que los pacientes puedan acceder a través de la red a su historial clínico, así como fomentar el uso de la telemedicina. El fin último de estas medidas será el de “mantener a la población activa y con buena salud durante más tiempo para provocar un impacto positivo en la productividad y la competitividad del mercado europeo”, señalan.

Además, la innovación sanitaria “puede ayudar a convertir el sector sanitario en un agente más sostenible y eficiente” que “permita afrontar el reto del envejecimiento de la población europea”, añaden. En este sentido, la Comisión tiene previsto revisar y modificar, antes de 2014, varias directivas que fortalezcan la protección de la salud de los ciudadanos en su puesto de trabajo. En concreto, se pretende endurecer los controles sobre los campos electromagnéticos y sus efectos sobre la salud, el tabaco, los riesgos asociados a los nanomateriales y los carcinomas y trastornos musculo-esqueléticos asociados al entorno laboral.

Por último, la UE tiene previsto impulsar la creación de una Plataforma Europea contra la Pobreza que pretende “sacar de la pobreza a al menos 20 millones de europeos antes de 2020”. Una de las vías para conseguir este objetivo será la de potenciar la prevención de enfermedades centrándose en la reducción de inequidades en el acceso a los servicios sanitarios. Para ello, la Comisión desarrollará “fórmulas innovadoras y sostenibles de financiación de los sistemas de salud para personas mayores y niños con escasez de recursos”.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com