Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 19 de enero de 2016   |  Número 75
aprobaciones
En linfoma no Hodking
La versión subcutánea de rituximab llega a los hospitales españoles
Permite reducir costes y tiempo para el tratamiento del paciente

Marta Fernández. Madrid
Las farmacias hospitalarias ya disponen de MabThera (rituximab) subcutáneo, un tratamiento que se administra en tan sólo cinco minutos para varios tipos de linfoma no Hodgkin.

Dolores Caballero.

Roche ha presentado la nueva variante de su fármaco rituximab, en esta ocasión de administración subcutánea, que “representa un hito en la calidad de vida del paciente”. Y es que, según ha informado el propio laboratorio, con el nuevo fármaco el paciente “pasará de estar de media unas tres horas con un tratamiento intravenoso en el hospital a cinco minutos con una inyección subcutánea”.

“El anterior tratamiento planteaba problemas de tiempo ya que eran 2’5-3 horas de media, con el consiguiente gasto hospitalario”, ha asegurado Dolores Caballero, responsable de Unidad Clínica y de Trasplante del servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca.  Caballero ha señalado los puntos que marcarán “un antes y un después” gracias a este tratamiento.

El primero de ellos, “la comodidad para el paciente, para su incorporación a la vida familiar o laboral, porque no tiene que interrumpirla”. El segundo, “el impacto para el sistema sanitario ya que el hospital tendrá más sillas libres y se optimizan los recursos”. Y, por último, “para la comodidad y organización de la farmacia del hospital”, ha afirmado. Actualmente, “el 50 por ciento de los pacientes, a nivel global, se cura de linfoma difuso de célula grande con el anticuerpo rituximab, lo que aporta este nuevo suministro subcutáneo es calidad de vida”, ha aseverado Caballero.

Por otro lado, Antonio Salar, jefe de sección de Hematología Clínica del Hospital del Mar de Barcelona ha incidido en sus niveles de seguridad “que son similares a su administración vía intravenosa”. “La segunda administración en el mundo fue en el Hospital del Mar y no ha habido ningún problema, de hecho, hasta 85 centros españoles lo han suministrado ya a sus pacientes”.

En cuanto a su uso, Salar ha especificado que “se administra una cantidad fija, igual, a todos los pacientes, 1.400 miligramos, independientemente de su superficie corporal”, a diferencia del suministro intravenoso que tenía que ser fijado por personal sanitario para cada caso. “Es como tomar una aspirina, todos tomamos la misma dosis, independientemente de nuestra masa corporal”, ha explicado.  “La tolerancia es la misma, afortunadamente no hay que medir”, ha recalcado Caballero.

Además, según Annarita Gabriele, directora médica de Roche España, es un 2,2 por ciento más barato que el fármaco que se suministra por vía intravenosa por lo que cree que “todos los hospitales lo incluirán en su farmacia”..

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com