Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 07 de mayo de 2014   |  Número 40
Actualidad
Según cálculos de la SEFH
Las patologías víricas suponen el 15% del gasto farmacéutico hospitalario español
Acumula en los últimos años numerosas novedades con el consiguiente impacto a nivel asistencial y presupuestario

Redacción. Madrid
El tratamiento antiviral para el VIH y para las hepatopatías víricas (hepatitis B y C) acumula en los últimos años numerosas novedades con el consiguiente impacto a nivel asistencial y presupuestario. “El gasto global de la medicación dispensada a pacientes con patologías víricas en los Servicios de Farmacia de los hospitales españoles puede suponer aproximadamente hasta un 15 por ciento del total“, afirma Alicia Lázaro, coordinadora del Grupo Ghevi de Hepatopatías Víricas de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

José Luis Poveda, presidente de la SEFH.

Por este motivo, según esta experta, resulta de “vital importancia la realización de estudios farmacoeconómicos en la población real a la que tratamos, considerando no solamente costes directos del tratamiento, sino también costes del manejo de efectos adversos, coste paciente curado y no curado e impacto en la erradicación/control de la enfermedad. Solo de este modo podremos analizar si el coste que suponen estos pacientes justifica o no el gasto farmacéutico hospitalario y si existen diferencias entre unos fármacos y otros en respuesta y calidad de vida del paciente“.

Lázaro es también moderadora de las Jornadas 2014 de Actualización en Atención Farmacéutica al Paciente con Patologías Víricas, que se han celebrado en Madrid, organizadas por la SEFH, con el patrocinio de Gilead y Janssen y la colaboración de otras entidades. Este acto, que reúne alrededor de 150 profesionales en farmacia hospitalaria, es potenciar la mejora continua en la labor asistencial, docente e investigadora que realiza la farmacia hospitalaria en el seguimiento farmacoterapéutico del paciente con patologías víricas. Para Lázaro, “este tipo de pacientes son ya considerados crónicos y, por tanto, su atención farmacéutica actual pasa por un abordaje integral, considerando su condición de cronicidad y dando respuestas globales“.

Individualización

Lázaro apunta que “en los últimos años ha mejorado notablemente la atención que reciben los pacientes gracias en buena medida a que se realiza una atención farmacéutica más individualizada y personalizada; un esfuerzo imprescindible debido a la complejidad de los tratamientos actuales. Existe una mayor monitorización de la adherencia a la medicación, del desarrollo de problemas relacionados con los fármacos y de resultados negativos asociados a éstos“.

Por otro lado, los arsenales terapéuticos disponibles para las infecciones por VIH y los virus B y C de la hepatitis no han dejado de incorporar avances en los últimos años. José Manuel Martínez Sesmero, coordinador del Grupo de Trabajo de VIH de la SEFH, y también moderador de las jornadas, asegura que desde hace años la principal peculiaridad en pacientes VIH positivos es la cronificación de la enfermedad, asociado a otras comorbilidades y la necesidad por tanto de ser polimedicados. “En el paciente con hepatopatía viral, los recientes antivirales directos han mejorado los resultados en la tasas de curación, sin embargo, su perfil de tolerancia ha planteado nuevos retos, entre otros, el de no comprometer la adherencia al tratamiento y fomentar la persistencia en el mismo“, añade este experto.

Cada día es también más habitual que los pacientes estén coinfectados por los virus responsables del sida y la hepatitis. De hecho, en nuestro país hasta un 40% de los pacientes con VIH está coinfectado por el virus de la hepatitis C (VHC). “La proporción de nuevos diagnósticos de coinfección se ha reducido en los últimos años en España, pasando de un 73,8 por ciento en 1997 a un 19,8 por ciento en 2006; no obstante sigue siendo una cifra alta“, apunta.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com