Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 20 de diciembre de 2011   |  Número 18
congresos y reuniones
SIMPOSIO 'EN ARTRITIS REUMATOIDE, VISIÓN 360'
Los fármacos biológicos benefician casi al 40% de los pacientes con enfermedades inflamatorias
Se buscan fármacos para prevenir y métodos para identificar a los futuros pacientes

Redacción. Madrid
Entre el 30 y el 40 por ciento de los pacientes con enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoide, se benefician de las denominadas terapias biológicas, que representan la línea de investigación más prometedora en este campo. Así lo ha señalado el profesor Ronald van Vollenhoven, jefe de la Unidad de Investigación en Terapia Clínica en Enfermedades Inflamatorias (ClinTRID) del Instituto Karolinska y Premio de la Fundación Escandinava de Investigación.

Ronald van Vollenhoven.

Este experto ha participado en el simposio 'En Artritis Reumatoide, visión 360', organizado por los laboratorios Abbott en Madrid. A este encuentro han asistido más de 200 especialistas nacionales e internacionales en este tipo de patologías.

Según ha explicado a Europa Press, las terapias biológicas, fármacos basados en la tecnología del ADN recombinante con efectos precisos y pocos efectos secundarios, “han devuelto casi por completo la salud a muchos de estos pacientes”. Sin embargo, admite el profesor Van Vollenhoven, “los efectos no han sido tan impactantes en otros afectados y en unos pocos los biológicos no funcionan bien”.

Dice que, en los últimos años, el diagnóstico de estas enfermedades “ha mejorado” y que los científicos “han aprendido mucho sobre su desarrollo ('patología') y un poco sobre las causas ('etiología') de su aparición”. Asimismo, se ha visto que, en la aparición de las enfermedades inflamatorias, “los factores genéticos y ciertas exposiciones juegan un papel importante”.

Por ejemplo, han visto que la característica principal de estas enfermedades --que van desde la espondilitis anquilosante hasta la psoriasis, la colitis ulcerosa o el lupus-- es que son generadas por una inflamación no causada por bacterias o virus, sino que parecen venir 'de dentro', ser un tipo de inflamación autoinmune.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com