Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 18 de abril de 2012   |  Número 26
otras noticias de interés
ESTUDIO PUBLICADO EN ‘NEUROLOGY’
Los fármacos pueden aliviar la depresión sin empeorar los problemas motores de los enfermos de parkinson
Analizan en 115 pacientes la paroxetina y la venlafaxina

E. P. Madrid
Ciertos antidepresivos parecen disminuir la depresión en personas con enfermedad de Parkinson, sin empeorar los problemas motores, según un estudio publicado en ‘Neurology’, la revista médica de la Academia Americana de Neurología.

Irene H. Richard.

“Estos resultados son emocionantes, porque la depresión es común en el Parkinson, pero no conocíamos la mejor manera de tratarla. La mayoría de antidepresivos son eficaces, pero tienen una gran cantidad de efectos secundarios; por otro lado, los antidepresivos más novedosos tienen menos efectos secundarios, pero se desconocía su efectividad en personas con Parkinson”, afirma la autora de la investigación, Irene H. Richard, de la Universidad de Rochester, en Nueva York, y miembro de la Academia Americana de Neurología.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico crónico que empeora con el tiempo, incapacitando a los enfermos para dirigir o controlar sus movimientos, debido a la pérdida de células en diferentes partes del cerebro. Además de los problemas físicos, el Parkinson también puede causar síntomas psicológicos -casi la mitad de las personas con Parkinson sufren de depresión, siendo ésta una causa importante de discapacidad.

Los fármacos evaluados en el estudio fueron la paroxetina -un antidepresivo de la clase llamada inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)- y la venlafaxina de liberación prolongada -un inhibidor de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN). El ensayo clínico duró tres meses, e involucró a 115 personas en diversas etapas de la enfermedad de Parkinson, que cumplían los criterios para la depresión. Aproximadamente, un tercio de los participantes recibieron paroxetina, un tercio venlafaxina, y otro tercio recibió un placebo.

En promedio, las personas que tomaron paroxetina tuvieron una mejoría de 13 puntos (un 59 por ciento), y los que recibieron venlafaxina, de 11 puntos (un 52 por ciento), en la Escala de Depresión de Hamilton. Las personas que recibieron la píldora placebo tuvieron una mejoría de 6.8 puntos (un 32 por ciento). Los resultados, medidos por otras tres escalas de calificación de la depresión, fueron similares.

Los fármacos fueron, en general, bien tolerados, y no produjeron un empeoramiento del funcionamiento motor.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com