Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 11 de febrero de 2014   |  Número 34
PORTADA
TRAS LOS ESTADOS UNIDOS
España, ‘medalla de plata’ en número de farmacéuticos especializados en oncología
Hay más de un centenar de especialistas en este área

Irene Mangues, José Luis Poveda y María José Carreras.

Redacción. Madrid
España, tras Estados Unidos, es el segundo país del mundo con más farmacéuticos de hospital especializados en farmacia oncológica, con más de un centenar de profesionales, una cifra que, según José Luis Poveda, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), “tenemos la voluntad y el compromiso” de mantener.

En este sentido, el presidente de la SEFH tiene claro el compromiso futuro por la formación clínica en el área de oncología de los farmacéuticos de hospital. “Es evidente la necesidad de una mayor participación de los farmacéuticos en los equipos multidisiplinares que atienden al paciente oncológico. Asimismo, es una demanda creciente que exigen cada vez más los propios oncólogos y el conjunto del sistema sanitario. Por ello, es muy importante una formación de excelencia en este área del conocimiento para mejorar las competencias del farmacéutico, y en este marco el Board Certified Oncology Pharmacist (BCOP) otorgado por el Board of Pharmaceutical Specialties americano (BPS) es un referente de máxima exigencia“, afirma.

Precisamente, sobre esta certificación la SEFH y el grupo de trabajo de esta sociedad científica (Gedefo) han celebrado el curso preparatorio Proyecto Becas BPS-BCOP 2013-2014 en Madrid, con el fin de obtener la acreditación en farmacia oncológica. Tras las seis convocatorias celebradas desde el 2002 y, después de la preparación de esta séptima edición, la doctora María José Carreras, directora del Proyecto VII Becas BPS-BCOP, asegura que la experiencia es muy satisfactoria. “El objetivo es contribuir a la formación y actualización de los farmacéuticos de hospital en el área de la farmacoterapia oncológica, facilitando la aproximación clínica y la integración de este profesional en el equipo multidisciplinar de atención al paciente oncológico“, explica.

En este sentido, la doctora Irene Mangues, coordinadora del Grupo Gedefo de la SEFH, concreta que “más que la obtención de una titulación, que por supuesto es importante, el curso supone la consecución de un nivel de formación imprescindible en la práctica asistencial en Oncología. Una actividad que cambia constantemente y en la que la incorporación de nuevas estrategias terapéuticas genera una demanda de conocimientos continua“.

Los 20 alumnos a los que se les ha asignado esta beca han tenido que superar un examen sobre conocimientos en terapia oncológica y cumplir los siguientes requisitos para poder solicitarla: ser farmacéuticos especialistas en farmacia hospitalaria, realizar como parte importante de su actividad profesional el ejercicio asistencial de la farmacia oncológica durante un mínimo de tres años y tener un nivel de inglés medio/alto.

Competencias

Entre las competencias que deben destacar en un farmacéutico oncólogo, Mangues destaca que “debe cuidarse mucho el componente psicológico y la fragilidad emocional de los pacientes. Y para que haya un adecuado cumplimiento del tratamiento, el paciente debe ser informado respecto a la administración del medicamento, duración de la terapia, posibles efectos adversos y la prevención de los mismos“. Y en todos estos aspectos,“el farmacéutico colabora con el resto de profesionales sanitarios que tratan al paciente ofreciendo una información consensuada, clara y comprensible“, asegura Carreras.

Según informa la SEFH, “la evolución es constante en esta especialidad, no sólo en el campo de la manipulación de los antineoplásicos y los controles de calidad en la preparación de las mezclas intravenosas, sino también en la evaluación de nuevas moléculas”. Sin embargo, “tal vez el cambio más significativo se está produciendo con la incorporación, cada vez más frecuente, de nuevas moléculas orales para el abordaje del cáncer con los consiguientes retos para el farmacéutico de hospital de ofrecer información al paciente, potenciar la adherencia al tratamiento y realizar seguimiento farmacoterapéutico. Y todo ello hace imprescindible una relación más directa con el paciente y disponer de unos conocimientos específicos“, opina Mangues.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com