Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 11 de julio de 2011   |  Número 9
otras noticias de interés
ANALIZAN AINES E INHIBIDORES DE LA COX-2
Relacionan analgésicos comunes con el ritmo cardiaco irregular
Aumenta el riesgo de fibrilación auricular según un estudio que publica el ‘British Medical Journal’

Redacción. Madrid
Analgésicos usados comúnmente para tratar la inflamación están vinculados a un mayor riesgo de arritmia cardiaca (conocida como fibrilación auricular), según concluye un estudio publicado en el el ‘British Medical Journal’.

Henrik Toft Sorensen.

Los fármacos analizados son los antiinflamatorios no esteroídeos (Aines), así como la generación de nuevos fármacos antiinflamatorios, conocido como inhibidores selectivos de la COX-2.

Estos medicamentos han sido relacionados con un mayor riesgo de ataques cardíacos y apoplejías, pero ningún estudio había examinado si se aumenta el riesgo de fibrilación auricular, una condición que se asocia con un mayor riesgo a largo plazo del accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y muerte.

Así que un equipo de investigadores, dirigido por el profesor Henrik Toft Sorensen, del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca, ha utilizado el Registro Nacional Danés de Pacientes para identificar a 32.602 personas con un primer diagnóstico de fibrilación auricular entre 1999 y 2008.

Los pacientes fueron clasificados como usuarios actuales o recientes de Aines. Los usuarios actuales fueron clasificadas como nuevos usuarios (con prescripción en los 60 días tras la fecha de diagnóstico) o los usuarios a largo plazo.

Los investigadores encontraron que el uso de Aines o inhibidores de la COX-2 se asoció con un mayor riesgo de fibrilación auricular.

En comparación con los no usuarios, la asociación fue más fuerte para los nuevos usuarios, con alrededor de un 40 por ciento más de riesgo de los Aine y alrededor del 70 por ciento más de riesgo con inhibidores de la COX-2. Esto es equivalente a aproximadamente cuatro casos adicionales de fibrilación auricular por año por cada 1.000 nuevos usuarios de Ane y siete casos adicionales de la fibrilación auricular por cada 1.000 nuevos usuarios de inhibidores de la COX-2.

El riesgo más alto aparece en las personas mayores y pacientes con enfermedad renal crónica o artritis reumatoide.

Los autores concluyen que su “estudio agrega evidencia a que la fibrilación auricular sea añadida a los riesgos cardiovasculares a tener en consideración cuando se prescriban antiinflamatorios no esteroídeos”.

Esta opinión está respaldada por un editorial que acompaña el profesor Jerry Gurwitz, de la Universidad de Massachusetts de Estados Unidos. Cree que los Ainess deben seguir utilizándose con mucha cautela en pacientes de edad avanzada con antecedentes de hipertensión o insuficiencia cardiaca. Independientemente de si hay una relación entre los Aines y la fibrilación auricular.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com