Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 29 de febrero de 2016   |  Número 76
aprobaciones
También se emplea en artritis psoriásica
Sanidad financia apremilast, la primera terapia oral en psoriasis sin toxicidad acumulativa
Su dispensación es únicamente hospitalaria

Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Cristina Cebrián. Madrid
El impacto de la psoriasis, una enfermedad dermatológica que va ‘in crescendo’ en las sociedades desarrolladas, es indudable. Aunque no tiene efecto sobre la mortalidad, sí sobre la calidad de vida. Es crónica e incurable, y ya afecta al 2,3 por ciento de la población española.

Carlos González, médico adjunto del Servicio de Reumatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón; Jordi Martí, director general de Celgene en España y Portugal, y Carlos Ferrándiz, catedrático de Dermatología de la Universidad Autónoma de Barcelona y jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario German Trias i Pujol.

Por eso, toda novedad terapéutica es bienvenida por los especialistas, y más cuando se trata de la primera terapia oral en los últimos 20 años. Se trata de apremilast (Otezla), de Celgene, un fármaco que ya cuenta con financiación pública y que está en esta situación desde enero. “Se trata de una molécula pequeña que carece de la toxicidad acumulativa de los tratamientos orales existentes”, explica  Carlos Ferrándiz, catedrático de Dermatología de la Universidad Autónoma de Barcelona y jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario German Trias i Pujol.

Este medicamento aporta un nuevo mecanismo de acción “que no se había empleado hasta ahora en psoriasis”, inhibiendo la exima fosfodiesterasa 4 (PDE4), predominante en las células inflamatorias del sistema inmune que intervienen en esta enfermedad. Permite disponer de una alternativa terapéutica “con un pefil de seguridad excelente y con muy poca monitorización”, que además permite el tratamiento de las placas de “difícil acceso” y del picor, que queda atenuado en dos semanas.

Por otro lado, este producto también supone una novedad en el ámbito de la artritis psoriásica el que viene a suponer una opción más ante un arsenal terapéutica “que tiene menos efecto del que nos gustaría, además de que el número de fármacos con el que contamos es inferior al que hay en psoriasis", cuenta Carlos González, médico adjunto del Servicio de Reumatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

Apuesta de Celgene

Este fármaco forma parte de la apuesta que ha hecho Celgene  en el ámbito de la inmunología y la inflamación, explica Jordi Martí, director general y vicepresidente de Celgene en España y Portugal, durante su presentación en Madrid. Este producto, sumado a otros que la compañía está desarrollando, llevará a que “prácticamente el 50 por ciento de nuestras ventas en el futuro dependan de esta área”, que será la predominante junto con la de oncohematología.

Por otro lado, el fármaco, a pesar de ser oral y demostrar un buen perfil de seguridad (además de una dosificación por caja de un mes), es de dispensación hospitalaria. Se trata de una decisión que se ha tomado por parte de las Administraciones Públicas “por cuestiones económicas”, algo que por su parte Ferrándiz lamenta, dado que de que esta manera “se están tratando en hospitales de agudos problemas de crónicos”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com