Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 16 de septiembre de 2014   |  Número 47
PORTADA
EL PROCESO SE HARÍA DE FORMA PAULATINA
Sanidad quiere generalizar las centrales de compras a los fármacos de alto impacto económico
La medida se sumaría a otras estrategias como los acuerdos de riesgo compartido o los techos de gasto

José Luis Poveda.

Eduardo Ortega / Marcos Domínguez. Madrid
El Ministerio de Sanidad va a seguir depositando su confianza en las centrales de compras como herramientas de ahorro en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Fuentes del departamento que dirige Ana Mato reconocen a esta publicación que Sanidad planea usar las compras centralizadas para adquirir los fármacos hospitalarios de más alto impacto presupuestario para el SNS. El proceso sería paulatino y cada concurso se plantearía de forma individualizada y "poco a poco".

Hasta ahora, las compras centralizadas, además de en productos sanitarios, no se habían empleado más que en inmunosupresores, EPO y factor VIII de coagulación.

De plantearse las compras de esta manera, Sanidad podría acotar el gasto farmacéutico hospitalario, que durante los últimos años ha mantenido una tendencia alcista, según indican fuentes de las comunidades autónomas, en áreas de alto impacto presupuestario, como el cáncer o la hepatitis C.

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad.

Esta fórmula de adquisición se sumaría a otras ya puestas en marcha por el ministerio para optimizar el gasto en los medicamentos de ‘última hornada’, como los acuerdos de riesgo compartido y los techos de gasto.

“Pocas consecuencias” en la práctica

El presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), José Luis Poveda, señala a esta publicación que la medida le parece “razonable” pero que tendrá “pocas consecuencias” en la práctica, ya que se trata de productos con una escasa competencia y, además, el precio puede seguir siendo negociado por hospitales y comunidades autónomas.

Poveda explica que los mayores beneficiados serían hospitales pequeños que no tendrían poder de negociación pero le parece más “una declaración de buenas intenciones” que otra cosa. Por otro lado, al no haber un presupuesto específico centralizado y seguir siendo comunidades y hospitales las que tienen que pagar, “quien tenga dificultades va a seguir teniéndolas”. De cualquier manera, las bajadas de precio, concluye, “puede hacerlas el ministerio con o sin central”.

La idea de que las compras centralizadas sean la fórmula de adquisición de los fármacos de hospital más costosos preocupa, no obstante, a la industria farmacéutica. Varios responsables, consultados por este medio, advierten del impacto que puede tener esta medida en las cuentas de las compañías.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com