Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 14
congresos y reuniones
XXXIV REUNIÓN DE LA SOCIEDAD ANDALUZA DE NEUROLOGÍA
Se amplía el abanico de tratamientos en esclerosis múltiple
El primer fármaco oral, fingolimod, ha sido aprobado recientemente por la EMA

Redacción. Madrid
“La esclerosis múltiple (EM) tiene en España una incidencia anual de 3-5 casos/100.000 habitantes y una prevalencia de al menos 80 casos/100.000 habitantes, de forma tal que, en nuestro país sufren la enfermedad unas 40.000 personas y es la enfermedad neurológica crónica invalidante más frecuente en adultos jóvenes”, ha explicado Óscar Fernández, director del Instituto de Neurociencias Clínicas y jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga.

Óscar Fernández.

Estas cifras las ha aportado en su conferencia sobre las nuevas formas de tratamiento de la esclerosis múltiple dentro de la XXXIV Reunión Anual de la Sociedad Andaluza de Neurología (SAN).

“En el momento actual pueden distinguirse varias líneas terapéuticas. En la primera están los inmunomoduladores (interferón beta, acetato de glatirámero, inmunoglobulina G intravenosa y plasmaféresis). Se ha concluido un estudio recientemente, tras el primer episodio clínico de la enfermedad, que demuestra la utilidad del IFNB-1ª sc una o tres veces por semana, lo que permitirá ampliar el abanico de dosis disponibles para tratar a los pacientes desde el principio de la enfermedad. La eficacia es mucho mayor cuanto antes se inicie el tratamiento”, ha agregado el experto.

“En la segunda línea están los inmunosupresores, tanto registrados (natalizumab, mitoxantrona, azatioprina) como no registrados (metotrexato, ciclofosfamida). Recientemente se ha descrito una determinación analítica que permite el empleo con seguridad de natalizumab, fármaco muy eficaz, lo que contribuirá a mejorar el tratamiento de la esclerosis múltiple de inmediato. En la tercera línea se localizan la terapia combinada y el trasplante autólogo de médula ósea, que puede emplearse en la clínica en casos de mala evolución, cuando hayan fracasado los demás tratamientos”, ha agregado Fernández.

Por último, en la cuarta línea, están las terapias menos desarrolladas: la neuroprotección y la terapia con células madre, de las que se desconocen tanto la eficacia como la toxicidad, por lo que deben considerarse, a día de hoy, tratamientos meramente experimentales.

Recientemente la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado el fingolimod para su utilización como fármaco de segunda línea, que supondrá una importante innovación, al tratarse del primer fármaco moderno por vía oral y presentar datos de eficacia y seguridad muy notables. Sobre este tema ha hablado también Guillermo Izquierdo, quien ha asegurado que “este tratamiento ha demostrado una eficacia superior a los inmunomoduladores convencionales, con un perfil de seguridad muy bueno a corto-medio plazo”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com