Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Miércoles, 22 de febrero de 2012   |  Número 22
congresos y reuniones
JORNADA DE SEDISA SOBRE GESTIÓN DEL DOLOR EN EL SISTEMA SANITARIO
Solo el 12% de los enfermos consume más de la mitad de la inversión del Sescam en analgésicos
En 2011, la autonomía invirtió 45 millones de euros en tratamientos con estos fármacos

Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante. Guadalajara
Apenas el 12 por ciento de los enfermos castellano-manchegos consume el 54 por ciento de los recursos destinados a la administración de tratamientos específicos contra el dolor, en concreto principios activos como el paracetamol, el metamizol, el tramadol o los opiáceos, según ha revelado el jefe del Área de Farmacia del servicio regional de salud, Ángel María Martín. Desde el punto de vista epidemiológico, las mujeres recurren en mayor proporción que los varones a esta clase de fármacos (en el caso concreto de la migraña esta diferencia –siempre según María Martín– se hace en especial significativa, al contrario de lo que sucede en la gota, como ejemplos de patología prevalente que cursa con dolor. Para ser aun más precisos, 21.000 ciudadanos manchegos recurre a los analgésicos puros para combatir la migraña, y, entre los que son atendidos por los servicios de Atención Primaria autonómicos, el 77 por ciento son mujeres).

Pinche para ver el vídeo de Ángel María Martín Fernández en el Hospital de Guadalajara.

Dicho de otro modo, el 88 por ciento de los pacientes consume el 46 por ciento de los recursos disponibles para combatir el dolor en esta comunidad autónoma. “Se da una pronunciada separación entre la inversión que se hace en algunas categorías [de medicamentos] determinadas y el total de pacientes que se beneficia de ellas”, aseguró este especialista. De acuerdo con su exposición, que tuvo lugar durante una jornada monográfica celebrada en el Hospital de Guadalajara y organizada por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), en Castilla-La Mancha se gastaron 45 millones de euros en 2011 en tratamientos específicos contra el dolor (es decir, no se contabiliza la compra de otros recursos, como fármacos cuya indicación principal no sea la analgesia, caso de algunos antidepresivos o antiparkinsonianos).

Si se analizan los porcentajes de consumo por fármacos, en esta comunidad autónoma, de acuerdo con la fuente citada, el 4 por ciento de los pacientes consume el 18 por ciento de los coxib adquiridos por la sanidad pública manchega (inhibidores de la ciclooxigenasa 2, se trata de antiinflamatorios no esteroideos –AINEs–); un 7 por ciento de los enfermos hace uso del 30 por ciento de los opiáceos disponibles; y, en tercer lugar, el 1 por ciento de los castellano-manchegos utiliza el 5 por ciento de los medicamentos anti-migraña.

Asimismo, la inversión en nuevas terapias analgésicas “ha generado unos diferenciales de coste muy importantes en relación con los tratamientos previos”, y, como ejemplos de gasto por paciente y año, citó medicamentos como el fentanilo (600 euros); la morfina (71 euros); tramadol (65 euros); triptanes de última generación (65 euros); y el sumatriptán (79 euros).

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com