Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 12 de septiembre de 2011   |  Número 11
congreso de la Sociedad Europea de Cardiología
CONCLUSIONES DEL ESTUDIO PURE
Solo el 50% de los pacientes en todo el mundo recibe un tratamiento de prevención del riesgo cardiaco
Cerca del 60 por ciento de la población mundial que padece enfermedad cardiaca

Redacción. Madrid
El Estudio PURE, que incluye pacientes de 17 países, realizado por investigadores de la McMaster University de Canadá y presentado en el marco del congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), ha revelado que existe una notable infrautilización de los fármacos cardiovasculares en todo el mundo. Concretamente, sólo el 50 por ciento de las personas que deberían recibir un tratamiento de prevención del riesgo cardiaco a nivel mundial tienen acceso a estos fármacos.

Salim Yusuf.

El estudio PURE se realizó entre enero de 2003 y diciembre de 2009 y se analizaron los casos de 154.000 pacientes adultos de entre 35 y 70 años que tenían antecedentes de enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular (ACV). El estudio tenía el objetivo de estudiar las diferencias en las medidas de prevención secundaria entre los países de diferentes ingresos económicos.

PURE demostró que existía una notable diferencia entre el porcentaje de personas que recibían su tratamiento en los países en vías de desarrollo y en los países ricos. Así, en los países de altos ingresos los que no recibieron un tratamiento fueron el 11.2 por ciento de los pacientes, frente al 45,1 por ciento de los pacientes en países con ingresos superiores medianos, el 69,3 por ciento de los pacientes en países con ingresos inferiores medianos y el 80,2 por ciento de los pacientes en países con ingresos bajos.

Los resultados mostraron que incluso el uso de un tratamiento barato como la aspirina después de un ataque al corazón o accidente cerebrovascular varió en una proporción de siete veces entre los pacientes de países de ingresos bajos y países de altos, y el uso de estatinas varió 20 veces entre estos países.

“Los datos son muy preocupantes”, ha señalado Salim Yusuf, autor principal y director ejecutivo de la Population Health Research Institute de la Universidad McMaster, que ha indicado “la necesidad de esfuerzos sistemáticos para entender por qué medicamentos baratos son considerablemente infrautilizados en todo el mundo. Esta es una tragedia mundial y representa una enorme oportunidad desperdiciada para ayudar a millones de personas con enfermedad cardiaca a muy bajo costo”.

Sin embargo, la infrautilización de la medicación para la prevención secundaria no se limita a los países de ingresos bajos y medios. Incluso en los tres países de altos ingresos estudiados (Canadá, Suecia y Emiratos Árabes Unidos) se encuentra un número significativo de pacientes con post-infarto de miocardio e ictus que no toman tratamiento preventivo.

Sobre la explicación de los resultados, los investigadores creen que podría deberse a un conjunto de factores, como son la escasa disponibilidad de estos fármacos en los países de bajos y medianos ingresos, las dificultades en el transporte o el acceso limitado a los servicios médicos.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com