Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 20 de enero de 2015   |  Número 56
ENSAYOS Y ESTUDIOS
EN BACTERIAS NO CULTIVADAS
Teixobactin abre nuevas vías para la investigación de antimicrobianos
Serviría para evitar las altas resistencias que existen actualmente

Redacción. Madrid
Un nuevo antibiótico, denominado teixobactin, puede abrir un nuevo camino hacia el desarrollo de los antimicrobianos del futuro. Así lo atestiguan los datos de un estudio que acaba de publicar la revista estadounidense Nature, que también invitan a indagar en una vía todavía sin explorar: la de estudiar la reacción de las bacterias fuera de los laboratorios.

Losee L. Ling, de NovoBiotic y una de las principales autoras del estudio.

Hasta ahora, la mayoría de los antibióticos, tal y como recuerdan los autores, desde la década de los 60 del pasado siglo han sido producidos por la selección de microorganismos del suelo cultivados en laboratorio. Y el problema estaba en que las bacterias no cultivables son, en el 99 por ciento de los casos, una vía que todavía no se ha podido escrutar para lograr nuevos antibióticos. De ahí que los científicos se hayan centrado en intentar salvar esa gran frontera estudiando hasta 10.000 microorganismos.

Nuevos métodos

En este caso, los investigadores han desarrollado varios métodos para cultivar organismos incultivables por cultivo ‘in situ’ o mediante el uso de factores de crecimiento específicos. Aquí es donde entra el nuevo antibiótico que ha descubierto el equipo, el teixobactin, hallado en una pantalla de este tipo de bacterias.

“Teixobactin inhibe la síntesis de la pared celular mediante la unión a un motivo altamente conservado de lípido II (precursor del peptidoglicano) y el lípido III (precursor del ácido teicoico de la pared celular)”, expone el trabajo publicado en Nature, llevado a cabo por investigadores del laboratorio NovoBiotic Pharmaceuticals y del Instituto de Microbiología, Inmunología y Parasitología de la Universidad de Bonn (Alemania), entre otros. Lo relevante es que al emplear el teixobactin contra Staphylococcus aureus o Mycobacterium tuberculosis tuvieron un éxito.

“Las propiedades de este compuesto sugieren un camino hacia el desarrollo de antibióticos que son propensos a evitar el desarrollo de resistencias”, indican los autores, que recogen la gran preocupación mostrada por administraciones sanitarias de todo el mundo, con la OMS a la cabeza.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com