Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 03 de mayo de 2011   |  Número 4
portada
JUAN GONZÁLEZ, INVESTIGADOR DEL IDIPAZ
“Es crítico para ser seleccionado para un ensayo el que Farmacia pueda acreditar que trabaja con estándares de calidad”
Trabaja con cinco nuevas moléculas para el tratamiento del VIH y de la Hepatitis C

Félix Espoz / Imagen: Pablo Eguizabal. Madrid
Juan González, investigador del Idipaz, explica que el Servicio de Farmacia tiene una gran importancia en su actividad investigadora, a tal punto que resulta “crítico” para los promotores de un estudio a la hora de seleccionar un hospital que el “Servicio de que Farmacia pueda acreditar que trabaja con estándares de calidad”.

González analiza la importancia de Farmacia.

¿Cuáles son sus líneas de investigación?

Soy investigador del Servicio de Medicina Interna del Grupo de Enfermedades Infecciosas y VIH. En concreto me dedico al VIH y a la Hepatitis C. Fundamentalmente nos dedicamos a estudios observacionales. Participamos en investigaciones con fármacos en desarrollo así como también con los que están ya comercializados (post autorización). Participamos en todas las fases con pacientes: II, III y IV.

¿En qué proyectos está trabajando ahora?

Estamos trabajando con el desarrollo de tres fármacos retrovirales nuevos. Son de las familias que ya tenemos ahora pero intentan mejorar la seguridad y eficacia de los fármacos actuales. En Hepatitis C trabajamos con dos moléculas nuevas. Fármacos que tienen un mecanismo de acción diferente a lo que había hasta ahora, y realmente con una mejora importante en las tasa de eficacia, un 50 por ciento más en cuanto a la erradicación del virus de la hepatitis C, tanto en los coinfectados (en la que yo trabajo) como en los monoinfectados, línea que desarrollan mis compañeros del Servicio de aparato digestivo.

¿Qué relación tienen los investigadores con Farmacia?

Es absolutamente imprescindible que la relación con la Farmacia sea fluida. En todos los protocolos que tenemos el Servicio de Farmacia participa activamente. En algunos es necesaria la preparación de la medicación por el propio Servicio, como en estudios independientes en los que tenemos que trabajar con placebo. Próximamente tendremos la oportunidad de desarrollar un ensayo clínico en este sentido.

Fundamentalmente ellos llevan todo el registro, el control y la dispensación de los fármacos con los que estamos investigando. A través de la Farmacia llega toda la medicación de cualquier ensayo clínico. Si es un estudio de la industria, van a recepcionar y registrar toda la medicación. Y, una vez que los investigadores asignamos a un paciente determinada medicación, Farmacia se encarga de dispensar al paciente la medicación, incluso algunas de las instrucciones para que la use de manera adecuada.

Hay una actividad en la que también colabora el Servicio de Farmacia, pese a que en nuestro caso no sea así, que es el recuento de la medicación en los pacientes una vez que vienen a la siguiente visita. Se verifica que la ha tomado. Devuelve la medicación sobrante y hay un registro.

González explica sus líneas de trabajo.

Desde que llega la medicación al hospital hasta que se devuelve la medicación sobrante el Servicio de Farmacia está colaborando con los ensayos clínicos.

¿Qué tan importante es tener un buen Servicio de Farmacia?

Es clave. Es más. Lo primero que hace cualquier promotor es constatar que el Servicio de Farmacia cuenta con unos procedimientos rigurosos y adecuados. Hacen visitas al centro y no sólo auditan a los investigadores, sino que uno de los puntos críticos para que el centro sea seleccionado es que el Servicio de Farmacia pueda acreditar que trabaja con estándares de calidad adecuados. Es tan importante que si no hubiera un buen Servicio de Farmacia no podríamos hacer ensayos clínicos.

Además, los datos que tiene que generar Farmacia, la calidad de los mismos y el control que tiene que tener sobre la medicación (el éxito de un tratamiento va a depender de que sea dispensado correctamente) garantiza el desarrollo del ensayo. Si el Servicio de Farmacia no desarrollara su función con absoluta garantía obtendríamos datos que no serían creíbles.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

2004 - 2013 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com